Acelerando en verde

16 mayo, 2012

Ya nadie duda de que el futuro de la movilidad está en soluciones alternativas a los combustibles fósiles. Los vehículos híbridos y eléctricos avanzan en el mapa automotriz mundial. En Argentina, los primeros tienen hoy más posibilidades de desarrollo a corto plazo. Pero en algún momento, los otros también llegarán.

Por: Martín Egozcue.

Es probable que nuestros hijos conduzcan vehículos híbridos. ¿Y que nuestros nietos lo hagan con eléctricos? Quién sabe… Pero si hay algo de lo que ya nadie duda, es de que la movilidad sustentada en combustibles fósiles tiene fecha de vencimiento. ¿Cuándo? Nadie sabe hoy responderlo. Algunos hablan de 20 ó 30 años. Otros se animan a pronosticar que pasará aún medio siglo hasta que se acabe el petróleo. Por eso es que desde hace ya un tiempo prudencial, las automotrices trabajan en el desarrollo de soluciones alternativas de propulsión.

La electricidad es una de las mejor consideradas porque además, no genera emisiones contaminantes para el medio ambiente. Al mismo tiempo, también se experimenta con vehículos híbridos, aquellos que combinan un motor de combustión interna (puede ser a nafta o a gasoil) con otro impulsor eléctrico, más pequeño. Es el caso, por ejemplo, del Toyota Prius, el primer vehículo híbrido que llegó ala Argentina y que se comercializa aquí desde fines de 2009. En los próximos años se irán sumando automóviles de este tipo al mercado local. Sin ir más lejos, Porsche acaba de presentar el Cayenne Hybrid; Volkswagen planea lanzar el Touareg Hybrid; y Peugeot tiene en carpeta el 3008 Hybrid4, que se destaca por ser el primer híbrido del mundo con motor diesel. Estos tres últimos, casualmente, se exhibieron en el reciente Salón del Automóvil de Buenos Aires. Allí también, Toyota mostró una evolución del Prius, denominada “Plug in”: es decir, que a su funcionamiento híbrido convencional agrega la posibilidad de recargarlo en un tomacorriente. Para más adelante, en lo que será ya una segunda generación del modelo, podría llegar el Chevrolet Volt, un eléctrico de rango extendido que también estuvo en la exposición en La Rural. ElFord C-Max Energi, que llegó sobre la hora al “auto show” porteño pero que en definitiva dijo presente, podría ser la carta del óvalo en materia de aquí a un futuro.

Otros modelos totalmente eléctricos, como el Renault Fluence Z.E. o el Nissan Leaf, parecen todavía más lejanos de incorporar al mercado local. El escollo es el desarrollo en el corto plazo de una red de recarga eléctrica a nivel nacional. De esos dos modelos, nos centraremos en el que dijo presente en el Salón de Buenos Aires 2011 como primicia regional: el Fluence Z.E. Este sedán mediano, que se comercializa en Europa desde hace unos meses, es el primer vehículo de pasajeros eléctrico de gran serie. Ofrece 160 kilómetros de autonomía en ciclo mixto gracias a un motor eléctrico que suministra 95 caballos. Este impulsor está alimentado por una batería de ión-litio con una capacidad eléctrica de 22 kWh, recargable según dos opciones. La primera es una carga estándar, que constituye el sistema más común y el más práctico para los usuarios. Consiste en conectar el vehículo a una toma eléctrica en el domicilio o en un dispositivo de recarga público (en un parking, por ejemplo), lo que permite efectuar una recarga completa en un período de entre 6 y 8 horas en función de la potencia disponible. La otra alternativa es el sistema “Quickdrop”. En algunos países se instalarán estaciones automatizadas de cambio de batería, donde el cliente podrá sustituir una batería vacía por una llena en tan solo tres minutos. Está claro, por lo anteriormente descripto, que la comercialización de un vehículo de estas características en la Argentina no parece viable en el corto plazo. Pero es importante conocer qué es lo que ya existe y cómo funciona.

En definitiva, cada vez son más las marcas que trabajan en vehículos híbridos o eléctricos. Y la decisión de varias de ellas de exponer esas soluciones en el Salón de Buenos Aires es, sin duda, una muestra de que ya están pensando en introducirlas, tarde o temprano, en el mercado argentino.

 

Una familia eléctrica

Renault no solo propone hoy el Fluence Z.E. (por “Zero Emissions”), sino que ha desarrollado una familia de vehículos eléctricos, de distintos segmentos. La marca del rombo también lanzó el Kangoo Express Z.E. y continuará sumando modelos como Twizy y ZOE. “Al lanzar una gama completa de vehículos eléctricos, Renault marca una nueva ruptura en la concepción y en el uso del automóvil. El vehículo 100% eléctrico es la única solución que permite ofrecer la movilidad ‘Cero Emisiones’ para todos”, sostienen.

 

Los comentarios estan cerrados.