Acelerando hacia el futuro

3 septiembre, 2012

Viajamos a Madrid para conducir la versión 100% eléctrica del Sedán de la marca del rombo. Un vehículo que no genera emisiones y que no hace ruido, pero que acelera como cualquier automóvil térmico. Ya a la venta en Europa, a  la Argentina podría llegar en unos años.

Texto Martín Egozcue
Fotos M.E. y Prensa Renault

No hace ruido y, más importante aún, no genera emisiones contaminantes. Es el Renault Fluence Z.E., versión 100% eléctrica del sedán que conocemos en Argentina y que ya se vende en Europa. En exclusiva, Contraseñas lo probó en España para experimentar cómo podría ser la movilidad del futuro.
El Fluence Z.E. está equipado con un motor de 95 caballos. Una potencia nada despreciable, que le permite alcanzar 135 km/h y acelerar de “0 a 100” en 13 segundos. Durante nuestra reciente experiencia en Madrid comprobamos que con solo pisar el acelerador, el Fluence Z.E. responde sin titubeos, entregando muy buenas reacciones para movilizarse en el tránsito urbano e, incluso, para los sobrepasos. El impulsor se alimenta con una batería de ión-litio, ubicada justo detrás de los asientos traseros. Eso implicó perder parte de la capacidad del baúl, que de todas formas ofrece 317 litros y permite cargar un par de valijas. Para compensar el espacio sacrificado allí, el Fluence Z.E. es 13 centímetros más largo que el modelo térmico.

El motor eléctrico entrega 95 caballos. La transmisión es automática. Así se recargan las baterías, desde un tomacorriente convencional. Contraseñas realizó en Madrid una prueba exclusiva del Fluence Z.E.

La versión eléctrica del Fluence se produce en Turquía y ya se vende en casi toda Europa. Un dato clave es que la batería se entrega en alquiler, a un costo mensual que en España es de 82 euros. Según sostienen desde Renault, en términos de consumo termina siendo más económico afrontar ese gasto de alquiler junto al de la energía eléctrica, que lo que implicaría cargar regularmente combustible en el modelo tradicional.

Ahora bien, ¿cuánta distancia podemos recorrer? La autonomía es, definitivamente, el gran desafío de los vehículos eléctricos. Por ahora no existe ningún modelo que supere los 200 kilómetros, lo que claramente limita las posibilidades de utilización fuera de las ciudades. En el caso del Fluence Z.E., oficialmente se declara una autonomía de 160 kilómetros en ciclo mixto.
La metodología de recarga de la batería del Fluence Z.E. es similar a la que se aplica en el resto de la gama de eléctricos del rombo. Hay dos formas… La primera, que Renault denomina “Estándar”, consiste en conectar el vehículo a un tomacorriente hogareño con un cable que se provee de fábrica. En cuestión de 6 a 8 horas, el Fluence Z.E. habrá recuperado el 100% de su carga. La segunda alternativa es realimentar el vehículo en los dispositivos de carga públicos que, poco a poco, se irán instalando en los estacionamientos de ciudades europeas.
Justamente, los altos costos de generar la infraestructura para las cargas públicas, junto a la complejidad en la gestión de las redes eléctricas, implica hoy el mayor freno para el desarrollo de este tipo de movilidad. Por esa razón, distintos estudios indican que los autos eléctricos no implicarán más del 15% de las ventas mundiales de 0 Km hacia 2025.


Con el tiempo, está previsto también que las principales ciudades europeas comiencen a instalar estaciones para el cambio de batería. Allí, mediante el proceso denominado Quick Drop, será posible reemplazar la batería vacía por una de carga completa en apenas tres minutos.
Finalmente, también se prevé que a futuro se desarrollen en Europa puestos de carga rápida en la vía pública, que permitirían recuperar, en menos de 10 minutos, hasta 50 kilómetros de autonomía, o bien el 80% de carga de la batería en 30 minutos de conexión.
En Renault están tan convencidos de que el futuro de la movilidad estará ligado al automóvil eléctrico, que la marca francesa ha sido la primera en lanzar no un modelo individual, sino una gama de vehículos, integrada hoy por el Fluence, Twizy, Kangoo Furgón y Zoe. ¿Será ese, definitivamente, el futuro del automóvil?

¿Llegará a Argentina?
De aquí a menos de 5 años, desde Renault Argentina esperan ya estar comercializando vehículos eléctricos en el país. Ese es, al menos, el deseo que transmiten desde la automotriz francesa. Todavía no está claro qué modelo podría llegar de los cuatro que conforman la gama de eléctricos del rombo. Tampoco se sabe hoy de qué forma se realizaría la comercialización. Pero lo cierto es que ya hay un equipo de trabajo abocado a ese proyecto para intentar materializarlo en el mediano plazo. “Pensamos que sí, que es posible la comercialización de vehículos eléctricos en nuestro país”, admite Gustavo Fosco, Director de Asuntos Públicos, Comunicación y RSE, antes de confirmar que “hay un equipo de proyecto de Renault Argentina que ya está trabajando para ver cuál es la viabilidad del auto eléctrico en el país”.

Los comentarios estan cerrados.