BMW S 1000 XS, potencia domesticada

5 octubre, 2016
Texto_Alejandro Fischer

Gracias a la electrónica, en los últimos años los nuevos modelos de motos dejaron de pertenecer a un segmento determinado y hoy son una cruza de conceptos. De esta forma, cada vez con mayor frecuencia aparecen versiones multipropósito, en particular, en la alta cilindrada. Hoy ya resulta habitual encontrar modelos que pueden ofrecer diferentes tipos de entrega de potencia o que permiten la calibración de las suspensiones mediante un botón para adaptar la moto a las distintas superficies y tipos de viaje.

bmwaperturaxr-05-201

Uno de los últimos productos de la marca alemana es una conjunción armoniosa de estilos.

Este es el caso de la BMW S 1000 XS, una moto que combina rasgos y cualidades de los modelos GS, Touring y Sport de la marca alemana para dar lugar, tanto técnica como estéticamente, a una nueva categoría de motos denominada Adventure Sport: una trail de asfalto con altas cualidades dinámicas y ruteras, prestaciones deportivas, notable confort, y hasta es apropiada para el tránsito urbano.
La base de la deportividad descansa en el notable motor de cuatro cilindros en línea derivado de la  S 1000 R con una potencia de 160 CV a 11.000 rpm y un par máximo de 112 Nm a 9.250 rpm. Así, logra una impactante capacidad de aceleración y recuperación con una elevada potencia máxima que permite disfrutar de un paseo tranquilo, obtener una conducción deportiva -con una aceleración brutal pero dosificada-, o conducir cómodamente de a dos con equipaje en un viaje de vacaciones.
La nueva S 1000 XR incluye de serie el sistema de activación de los modos de conducción Rain y Road, con los que la moto se adapta a distintos tipos de superficie.

bmwp90181906_highres_bmw-s-1000-xr-05-201

El tablero combinado y el navegador brindan abundante información.

Otra característica de concepto y diseño que marca la diferencia en la BMW S 1000 XS es el chasis de aluminio, basado en el de las superdeportivas RR y HP4 y en el de la Roadster S 1000 R. De esta manera, la moto tiene un comportamiento satisfactorio, tanto para emprender viajes largos de a dos con equipaje, como para una conducción deportiva por rutas sinuosas.

Esta moto permite tanto un viaje turístico como un andar deportivo.

El equipamiento de serie incluye el ABS Pro (control de frenada en curva para frenar inclinado y no derrapar), DTC (control dinámico de la tracción), Dynamic ESA (regulación electrónica de la suspensión en función de la carga), asistente de cambio PRO (cambio semiautomático de marchas), sistema de navegación por GPS, puños calefaccionados, control de velocidad crucero, luces de giro por led, caballete, parrilla portaequipaje y soportes laterales para maletas.
Otros detalles que llaman la atención son la posición de manejo -erguida y con una relajada postura de brazos y piernas-, la protección aerodinámica (tiene un parabrisas con dos posiciones, además de los deflectores laterales), y el sonido cargado de potencia que sale del escape 4 a 1.

Los comentarios estan cerrados.