Caballos cinco estrellas

3 julio, 2012

El polo, nuestro deporte nacional, está presente en El Colibrí, Villa María y Puesto Viejo. Tres hoteles donde el huésped puede tomar una clase y jugar un partido.

Por Silvina Pini

Estancia El Colibrí, Córdoba

Ubicado apenas a una hora de Córdoba capital, este Relais & Châteaux cuenta con nueve habitaciones, todas con hogar a leña y exquisitamente decoradas, rodeadas de 170 hectáreas de campo, entre sierras y arroyos. Junto al hotel de estilo colonial vive también la familia francesa Fenestraz, Raoul y Stéphanie y sus hijos. Hay dos canchas de tamaño máximo, con tablas, y treinta caballos. Raoul conoció este deporte en Irlanda y empezó a jugarlo hace doce años. Monta sus yeguas favoritas, La Marcela o La Valeria, y juega prácticas con sus hijos, Gautier, Sacha y Victoire. Raoul en persona da las clases a sus huéspedes y, según el nivel de cada uno, arma partidos y hasta torneos. Suelen jugar a la tarde y nunca falta la picada con cerveza o los mates con pastelitos después del partido, mientras se prepara un asado criollo que se sirve al lado de la cancha. El Colibrí cuenta con treinta caballos de polo cuidados por Mauro, gaucho experto, que también está a cargo de las tropillas de caballos criollos para hacer cabalgatas.
Camino a Santa Catalina, km 7, Córdoba. Tel. (3525) 46-5888 www.estanciaelcolibri.com

Puesto Viejo Estancia, Buenos Aires

Esta estancia y club de polo cerca de Cañuelas, a 70 km de Buenos Aires, cuenta con un  hotel boutique con diez lujosas habitaciones, todas diferentes, ambientadas con antigüedades de los mercados locales, sábanas de algodón egipcio y detalles de máximo confort. Tomar un café o un trago en la sala de estar con chimenea, utilizando el sistema del honesty bar es un must antes de realizar alguna actividad en el campo, desde una cabalgata contemplativa, un paseo en carro o en bicicleta o tomar una clase de polo o práctica de taqueo. Amantes del polo, amateurs o profesionales, tendrán en Puesto Viejo todo lo que necesitan: tres canchas profesionales, una de taquear, una pista de 400 metros para practicar y 50 hectáreas de campo abierto. Se organizan partidos de práctica martes, jueves, sábados y domingos en los que solo hace falta anotarse previamente para participar. En cada equipo siempre habrá un miembro del club, jugador profesional con buen handicap, que organizará el juego. Hay varios paquetes de hospedaje y actividades para todos los gustos, para los que quieren vivir el relax del campo y para los que buscan la adrenalina de montar un caballo pura sangre.
Ruta 6, km 70. Tel. 5279-6893 www.puestoviejoestancia.com.ar

Villa María, provincia de Buenos Aires

En un palacio de estilo tudor-normando construido en 1934, hoy funciona un hotel de once habitaciones, rodeado de un parque de 74 hectáreas con 300 especies de árboles -diseñado por el paisajista francés Carlos Thays-, y un gran lago. El amplio living, las galerías, el comedor, la sala de billar y demás salas de estar, las escaleras, pasillos y habitaciones, están exquisitamente decoradas, combinando piezas antiguas con obras de arte contemporáneas. Además de cabalgatas con caballos criollos, paseos en carruaje, tenis y bicicleta, actividades incluidas en la tarifa, los huéspedes disponen de cuatro canchas de polo profesionales con césped Tifton, pistas de vareo, canchas de taqueo, caballerizas, escuela de polo y un club house exclusivo para jugadores. Rodrigo Sainz Ballesteros es el polo manager a cargo de las actividades. Los huéspedes pueden tomar clases y asistir a los partidos y torneos que se realizan con equipos profesionales.
Ruta 205, km 47,5, Máximo Paz, Ezeiza. Tel. 6091-2064 www.estanciavillamaria.com

 

Los comentarios estan cerrados.