Cervezas premium, en alza

7 marzo, 2013

El segmento de cervezas premium viene creciendo a buen ritmo en los últimos años en Argentina. Novedades para el paladar y claves de la expansión.

Por: Emilie Poisson.

Las cervezas premium ganaron terreno en la preferencia de los argentinos durante los últimos años. Las razones de este fenómeno deben rastrearse, en buena medida, en el mayor conocimiento de los consumidores que, según Pablo Fazio, CEO de Otro Mundo, “buscan productos más nobles y naturales y están más abiertos a experimentar lo nuevo”.

Ahora bien, ¿qué define a una cerveza premium? Además del adecuado manejo del proceso de la producción, otra variable importante tiene que ver con la calidad de las materias primas básicas utilizadas, que son malta, cebada, lúpulo y agua; y con el hecho de que no debería tener aditivos ni conservantes.

Entre las premium fabricadas en el país encontramos, por ejemplo, a Berlina, un emprendimiento con base en Bariloche que arrancó en 2004 con un esquema de “brewpub” (restaurante donde se fabrica cerveza para la venta dentro del local) y en 2008 mudó a otro de microcervecería, proyectando sus ventas a todo el país. Hoy elabora tres estilos en versión “patagónica”: Golden Ale (cerveza rubia hecha con maltas y lúpulos patagónicos, 4,5% de alcohol), India Pale Ale (de cuerpo medio, con lúpulos patagónicos y del hemisferio norte, 5% de alcohol), Foreign Stout (cerveza negra con notas a café y chocolate, 6% de alcohol), siempre en botellas de 355 cc. “Producimos en la Patagonia con aguas de la zona”, destaca Guido Ferrari, director comercial de Berlina.


Antares es una cervecería artesanal que produce nueve estilos, de los cuales siete están disponibles durante todo el año (Kölsch, Scotch, Porter, Cream Stout, Honey Beer, Imperial StoutBarley Wine), y dos son estacionales rotativos. Antares Porter, por ejemplo, es una cerveza negra con notas de malta tostada y chocolate, y una graduación alcohólica de 5,5%. Esta empresa trabaja con un esquema de bares propios (franquicias) y distribución en restaurantes, negocios gourmet, supermercados y otros bares. “Cumplimos 14 años y nuestra producción está centralizada en Mar del Plata”, comenta Pablo Rodríguez, socio de la firma.


Los referentes de Otro Mundo aseguran que sus cervezas son 100% malta, naturales, sin aditivos ni conservantes: “La nuestra es una cerveza súper premium –sostiene Fazio–. Comenzamos a elaborar en 2005 y hoy tenemos una trilogía de sabores, todos en presentación de 500 ml: Strong Red Ale (color cobre intenso, sabor a malta con tonos acaramelados y alto contenido alcohólico: 7,5%), Golden Ale (color dorado y matices anaranjados, sabor a malta y notas frutales, 5,5% de alcohol) y Nut Brown Ale (color marrón profundo, notas de chocolate amargo y maltas tostadas, 6% de alcohol)”.

Por su parte Grosa y Re Grosa son productos elaborados en Mendoza por la cervecería artesanal Jerome, y comercializados por Cielo y Tierra, la bodega de Gustavo Santaolalla. Son cerveza tipo Ale con un importante tenor alcohólico (9%), fabricadas con agua del glaciar de Potrerillos, lúpulo patagónico, maltas pampeanas y levadura de Bélgica.

 

Los comentarios estan cerrados.