Mundo virtual

20 marzo, 2012

Nuevas plataformas y cada vez más usuarios de Internet proponen un escenario de comercio electrónico que no cesa de crecer. Cómo mostrarse on line de una manera adecuada es hoy el gran desafío de las empresas.

 

En los últimos años el e-commerce crece de manera sostenida. Así lo demuestra un estudio de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) que afirma que durante 2010 las transacciones de bienes y servicios por Internet aumentaron un 48% más que en 2009. Ese análisis plantea que la misma tendencia se mantendrá este año, arrojando una proyección positiva del 43%.

Frente a este escenario, las empresas ya cuentan con herramientas para buscar las maneras de destacarse en las nuevas plataformas virtuales, pues éstas son las fuentes de información de los usuarios para tomar la decisión de compra, aun cuando vayan a adquirir el bien en el mercado tradicional.

“En la web existen hoy cuatro grandes plataformas de venta on line: los websites de las empresas, los sitios de terceros (ejemplo de esto es Amazon o las subastas tipo sociales), las redes sociales que disparan algunas ventas y los avisos de los servicios de los buscadores”, explica Blas Briceño, presidente de Finnegans, empresa dedicada a la producción de software.

“Ahora es preciso pensar los diseños de los productos para mostrarlos en pantallas no solo de PC, también de smartphones y tablets. En este sentido, cuando exhibimos en línea lo que importa es la foto más que la sensación física, queremos ver en detalle lo que hay adentro de las cajas”, agrega el especialista.

Héctor Goldín, presidente de Maxim Store, va incluso más allá de la venta minorista y plantea la importancia de utilizar la nueva tecnología para proveer a empresas mostrándose de manera on line. “Hoy el material audiovisual en altísima calidad es una herramienta competitiva muy importante. Pero es muy difícil lograr que los clientes, que están ocupados, vayan a un lugar adecuado para verlo y oírlo. Por eso el iPad (que puede llevar material de video HD, sonido de alta calidad, software de presentaciones con efectos especiales, folletos técnicos interactivos y además el sistema comercial para la toma de pedidos) le brinda al vendedor todas las herramientas juntas”, describe el empresario.

Camino por recorrer

Sin embargo, pese a las ventajas que los expertos ven en el e-commerce, las empresas todavía están un paso atrás de lo que marca la tendencia. Así lo demuestra un estudio acerca del comportamiento de los adolescentes con respecto al comercio virtual realizado por la agencia Datos Claros. “Si bien compran mucho menos porque no tienen tarjeta de débito ni de crédito (y por eso no pueden hacer transacciones online), sí son curiosos y miran productos por Internet. Ellos, en lugar de ingresar a sitios de marca para comprar los productos, ingresan a páginas genéricas como las de subastas sociales, hipermercados o casas de electrodomésticos. Entonces, esto genera que las vidrieras virtuales, hoy por hoy, no las tienen las marcas sino los canales de venta virtuales. Así notamos las falencias de las firmas, pues no explotan su vidriera virtual y es allí donde pierden ya que están desperdiciando la posibilidad de comunicarse directamente con el consumidor”, señala Natalia Gitelman, socia de la consultora.

Considerando esos datos, las herramientas tecnológicas pueden darle a las compañías la manera de llegar de manera personalizada a los compradores. “El creativo no debe pensar en el atrás técnico, debe usar la lógica. Las diferentes plataformas representan distintos momentos del usuario. Hoy la creatividad y la estrategia pueden dialogar con el cliente en distintos momentos, sociales y privados. El público no dejará de ser una masa: pero ahora se puede individualizar a la mínima expresión y construir desde allí”, resume Alejandro Raizman, presidente de la agencia de publicidad Aldente Group.

Estar atentos y no dejar pasar las oportunidades parecen ser las claves para comenzar a destacarse en el comercio 2.0.

 

Los comentarios estan cerrados.