Color Oliva

25 septiembre, 2014

EN EL ORIGEN, LA VID Y EL OLIVO SE DESARROLLARON A LA PAR. HOY, PRESTIGIOSAS BODEGAS INCURSIONAN EN LA COMERCIALIZACIÓN DEL ACEITE DE OLIVA.

Ante la mirada atenta, las hojas del olivo lucen un tono grisáceo por un lado y un color verde intenso por el otro. Del lado verde respiran, mientras el lado grisáceo es un reservorio de agua. Por sus características, el olivo es más resistente a las sequías, al sol y al granizo que la vid. De este modo, los olivares se usaron –y continúan usándose– para formar barreras que protejan a las vides de los fuertes vientos.

 

A esta actitud “protectora” del olivo se le suma que comparte con la vid afinidades por el clima y el suelo. Además, sus productos están juntos en la mesa y en los canales de comercialización. Por obra de arte de la naturaleza y del consumo, resultó que el vino y el aceite de oliva se emparentaron en el negocio. Esto se ve en la situación actual de bodegas nacionales que comienzan a producir y vender sus aceites de oliva.

De la producción del vino a la del aceite de oliva hay un paso que algunas bodegas ya se atrevieron a dar: incursionar creando nuevas unidades de negocio. Alta Vista, Lurton, Bianchi, López, Achaval Ferrer, Las Perdices, Tapiz, Zuccardi, Lamadrid, Lagarde, Vistalba y Luigi Bosca son algunos de los nombres que adhirieron a esta alternativa. Cabe destacar que más allá de la afinidad de ambos cultivos, la tendencia se sostiene, en mayor parte, a pedido de los clientes de las bodegas.

Entre tantas similitudes, debe haber una diferencia. La divergencia vital está en los volúmenes del consumo: dos personas pueden tomarse una botella de vino en lo que dura una cena, en cambio, una botella de aceite de oliva de 500 ml tiene una duración promedio de un mes.

El aporte de las bodegas productoras de aceite de oliva a la olivicultura argentina tal vez sea un intento fructífero por replicar el proceso de cambio que con el vino se logró en las mentes de los consumidores. Si se considera que tiempo atrás los argentinos demostraron capacidad de evolución y apertura hacia productos de muy alta calidad de distintas cepas, con el aceite de oliva existen posibilidades de recorrer un camino similar.

 

Los comentarios estan cerrados.