Cruce andino

8 mayo, 2017
Texto  Agustina Seeber
Fotos Cortesía de Cruce Andino y Hotel Cabaña del Lago

De Bariloche a Puerto Varas a través de la Cordillera de los Andes.

El Cruce Andino es el producto que ofrecen en conjunto Turisur y TurisTour para cruzar la Cordillera de los Andes de Bariloche a Puerto Varas, por el paso Vicente Pérez Rosales, en una travesía que incluye la navegación de tres lagos y cuatro tramos terrestres. Se trata de un recorrido ideal para conocer puntos estratégicos y algunas joyitas de la Patagonia.
El Cruce Andino se puede realizar completo en un día (dura diez horas) o se puede optar por hacer alguno de los tramos como excursión. Otra posibilidad es quedarse a dormir en alguna de las localidades del recorrido y realizar el cruce a paso lento y relajado.

La travesía se puede hacer de Argentina a Chile o de Chile a Argentina. Desde Argentina, comienza en Bariloche en Puerto Pañuelo, de donde zarpa el catamarán que navega el lago Nahuel Huapi durante una hora, hasta Puerto Blest. Aquí el hotel histórico es una de las perlitas de la Patagonia argentina, en el que vale la pena pasar una noche, para aprovechar los rincones de este lugar casi mágico. Turisur ofrece dos excursiones en Puerto Blest: a Isla Victoria y a la Cascada de los Cántaros. También hay senderos de nivel fácil e intermedio para realizar trekking.

OK-9454349554_fd23a3cce9_o

De Puerto Blest sigue un pequeño tramo de 10 minutos a Puerto Alegre en bus. En Puerto Alegre se realizan los trámites de Aduana para salir del país y se embarca para cruzar el lago Frías. Este es uno de los lagos más emblemáticos, ya que tiene un color esmeralda, producto de un efecto óptico que generan las partículas en suspensión de sedimentos de cerros y glaciares.
Cuando el catamarán llega a Puerto Frías, comienza el último recorrido por tierra en suelo argentino. A 1000 metros de altura y durante 30 km aproximadamente, uno queda legalmente fuera del mapa hasta que se llega a Peulla —“brote de primavera” en mapuche—, una localidad chilena con 120 habitantes y un solo restaurant, el del Hotel Natura, en el que sin dudas hay que hacer una parada. En el pueblo de Peulla, además de pasar por la Aduana chilena, el Cruce Andino ofrece una excursión safari 4×4, canopy y cabalgatas.

OK-9068116248_5f6e330480_o

De Peulla parte el último catamarán a través del increíble lago Todos los Santos hasta Petrohué —“lugar de neblina” —, con vistas a los volcanes Puntiagudo, Calbuco y Osorno, a la cascada Yeffi y a la siempre presente vegetación de la selva valdiviana. Una vez en Petrohué, se toma un bus durante dos horas para llegar a destino final: Puerto Varas, una ciudad con encanto propio a orillas del lago Llanquihue, el quinto más grande de América del Sur.

Quedarse en Puerto Varas

OK-21096572115_8441099c67_o

Si no es toda la vida —porque la ciudad enamora—, al menos unos días hay que quedarse, sobre todo, porque Puerto Varas funciona muy bien de base para descubrir la región. Para empezar, por la carretera Austral se llega al Parque Nacional Alerce Andino, ideal para realizar trekking entre coihues, arrayanes y, por supuesto, alerces. Incluso, igual que Argentina, el país vecino tiene su propio alerzal milenario. Vale aclarar que el sendero hasta el alerzal no tiene dificultad alguna y es casi plano. Los guías de TurisTour acompañan todo el trayecto con sus conocimientos sobre la fauna y flora.
Otro de los paseos imperdibles es a Frutillar, pueblo vecino, o a Puerto Montt, polo de compras. Hay mini buses que van de una ciudad a otra. La empresa TurisTour también ofrece actividades en estas localidades, así como traslado a la isla de Chiloé, donde se aconseja pasar aunque sea una noche.

OK-aerea-1-Hotel-Completo-2017

Puerto Varas merece un tiempo para dar un paseo por el centro con su arquitectura de montaña. La experiencia se potencia en el hotel Cabaña del Lago, con instalaciones de lujo e identidad local. Frente al lago Llanquihue, las habitaciones y cabañas son cálidas y cómodas. También tiene una espectacular piscina climatizada en su nuevo house con una vista increíblemente privilegiada.

La cocina en Cabaña del Lago, al mando del chef Diego Inzunza, propone noches de asado, comidas criollas y degustación de sándwiches gourmet con cervezas locales. Los sabores que no pueden faltar en el sur de Chile, además de pescados frescos, son el caldillo de congrio —familiar de la anguila y plato preferido de Pablo Neruda—, el asado con pastelera —muy parecido a nuestra humita— y, de postre, la leche nevada. Y por supuesto, se acompañan con el infaltable pisco sour (¡y pisco wine!) o un Cabernet Sauvignon. Para llevar de recuerdo, en las tiendas de Puerto Varas se consiguen fácilmente la miel de ulmo y el dulce de murta.

Hotel Cabaña del Lago:
www.hotelcabanadellago.cl

Tramos Cruce Andino

De Puerto Pañuelo a Puerto Blest, navegación lago Nahuel Huapi 1 hora.
De Puerto Blest a Puerto Alegre, vía terrestre 10 minutos.
De Puerto Alegre a Puerto Frías, navegación lago Frías 20 minutos.
De Puerto Frías a Peulla, vía terrestre 2 horas.
De Peulla a Petrohué, navegación lago Todos los Santos 1:40 horas.
De Petrohué a Puerto Varas, vía terrestre 2 horas.

OK-8963409934_63b36beddb_o

LO QUE HAY QUE PROBAR EN BARILOCHE

Cerveza. Las cervecerías no son novedad en Bariloche, pero sí lo es la recientemente inaugurada Patagonia Cervecería, frente al lago Moreno en Circuito Chico. Las cervezas se preparan ahí mismo, a gusto y piacere de los maestros cerveceros, quienes apuestan a nuevas combinaciones, según la estación. La cocina no se queda atrás: infalibles los langostinos empanados con guacamole y el salmón con vegetales. Dato interesante: la casa ofrece la posibilidad de conocer la bodega y el proceso de producción; solo hay que pedirlo al mozo. En materia cervecera, para los paladares curiosos, en los locales de la calle Mitre se puede conseguir cerveza de frambuesa.

+
www.cervezapatagonia.com.ar/cerveceria

Chocolate. No fallan los clásicos Frantom, Mamushka y Rapa Nui. Mamushka es ideal para tomar el té y ofrece la posibilidad de comprar chocolates vía su aplicación móvil y retirar el pedido directamente en el local. Rapa Nui es una excelente opción para llevar, además de chocolates, productos locales. También tiene un área de restaurant, donde se sirven exquisitos almuerzos. Riquísimas las pizzas y los ravioles con salsa de hongos del bosque.

+
www.chocolatesrapanui.com.ar

Hamburguesas. Caseras, gigantes y con todo, el lugar es Morfys. En una esquina de Mitre con vista al lago Nahuel Huapi, la carta ofrece otras opciones tentadoras para el mediodía.
Cordero patagónico y salmón. En El Patacón, se celebra el arte de comer con exquisitos platos elaborados y locales. El cordero va bien con unos vegetales asados o con el puré de calabaza. De entrada, la tabla de ahumados. Dos detalles a los que hay que prestarles atención: un trago de vino blanco y jugo de casis preparado allí mismo y la mayonesa de remolacha.

+
www.elpatacon.com
OK-2016-ailen-2

Dónde alojarse en Bariloche

NH Edelweiss: ideal por su ubicación a cuadras del centro cívico. ¿Lo mejor? El desayuno.
www.nh-hotels.com

¿Qué llevar?

El clima es fresco y húmedo, con una temperatura promedio de entre 4°C y 13°C en otoño, y entre -5°C y 5°C en invierno. Las precipitaciones son frecuentes y en invierno nieva, por lo que se recomienda llevar ropa abrigada, impermeable y cortaviento, además de gorro, guantes, anteojos de sol, protector solar y zapatillas de montaña.

Aéreos

www.aerolineas.com.ar

+

www.cruceandino.com
reservas:reservas@turisur.com.ar

Los comentarios estan cerrados.