Cuando el cristal importa

27 noviembre, 2013

Contra lo que uno pueda pensar, es un dogma de fe que la forma de la copa está estrechamente relacionada con la forma en que uno percibe el vino.

Texto: Luis Lahitte.
Fotos: BB Tesio.

“Es la copa, estúpido”. En cuestión de cata, bien podría parafrasearse la célebre frase que dijo Dick Morris, el estratega político de Clinton. Porque la forma y calidad de una copa no solo hace a la estética, sino que está directamente asociada a la percepción que el consumidor tiene del vino. Y esto no es un mito.

¿Por qué? Porque la ergonomía de la copa hace que el vino fluya de manera diferente en la boca y las papilas gustativas perciban distintos matices que de otra forma no podría lograr. Lo mismo sucede con los aromas: por ejemplo, hay diseños que ayudan a que las moléculas aromáticas se expandan y el vino se abra, y viceversa. En síntesis, lo más interesante del caso es que un mismo vino se expresa de forma distinta según la copa en que se sirva.

¿Cuáles son las mejores copas que uno puede conseguir por estos pagos? En lo más alto del podio se encuentran las Riedel. Son piezas únicas, caras y elegantes, realizadas en Austria por una familia que va por la novena generación de vidrieros. Un escalón más abajo se encuentran las alemanas Spiegelau, aunque las de factura nacional son muy decorosas, como las que hacen San Carlos y Vitalia.

¿Cuántas copas debe tener una persona en su casa? Depende de su afición por los caldos, pero según Marina Beltrame, directora de la EAS (Escuela Argentina de Sommeliers), para tener un servicio decoroso alcanza con cinco copas diferentes: una de agua, otra para vinos tintos, otra para blancos, otra para espumosos (aunque según la experta la copa flauta no se está usando para los espumosos de alta gama porque se lucen más en una copa de vino blanco, ya que en estas se realza la paleta aromática) y, finalmente, una para la sobremesa según lo que sirva el anfitrión, aunque la copa de degustación, llamada Afnor, es un comodín para tomar destilados.

Los comentarios estan cerrados.