De cumpleaños

31 agosto, 2018
Texto Sergio Cutuli

En 2019, Citroën celebrará su primer centenario. Pero este año, la marca francesa tiene dos motivos para festejar por adelantado: el 2CV cumple 70 y el Méhari 50.

2cv a

Hay un puñado de autos que se metieron de lleno en la historia por haber conseguido, nada menos que arraigarse en la vida de la gente. Entre ellos se anotan varios de Citroën, como el 2CV y el Méhari que, en 2018, cumplen 70 y 50 años, respectivamente.
En el Salón de París de 1948, ante la presencia del presidente de Francia, Vincent Auriol, Citroën develó el 2CV y en ese mismo momento, comenzó un romance. Su simpática y particular silueta cautivó no sólo a los presentes, sino al público en general al margen de contar con características que lo convirtieron en un vehículo único.
André Lefebvre, director de Diseño de Citroën, decidió equiparlo con techo de lona removible, guardabarros prominentes, ventanillas corredizas y plegables, suspensión de gran recorrido, tracción delantera y un motor de dos cilindros refrigerado por aire.

Con su “mirada” particular, dada por dos faros delanteros separados de la carrocería, atrajo a los jóvenes que buscaban acceder a su primer auto, como así también a las familias que precisaban un vehículo ágil, económico y de gran espacio interior.

2cv a

El 2CV se fabricó durante 42 años en distintos países, incluida la Argentina, superando las 5,1 millones de unidades vendidas. Hoy es un icono y sus fanáticos los coleccionan. También es habitual ver cómo muchos viajeros lo usan para hacer travesías alrededor del mundo.
Pocos saben que el 2CV tuvo un antepasado al cual la Segunda Guerra Mundial le puso un freno. Fue el proyecto TPV (Toute Petite Voiture) que nació en 1936 y llegó a producción en 1939.
El objetivo había sido crear un auto útil para el trabajo agrícola y accesible para las clases populares, en momentos en los que un auto era un objeto de lujo. Podía transportar a cuatro personas y 50 kg de carga, desarrollar una velocidad de 60 km/h con un precio accesible. Se llegaron a fabricar 250 unidades de pre-serie que se presentarían en el Salón del Automóvil de París, pero la guerra lo impidió.
Los autos fueron deliberadamente destruidos o escondidos y sólo cuatro se conservan en la actualidad; tres de ellos fueron encontrados en 1994 en el granero de una granja situada en el centro de pruebas que Citroën tiene en La Ferté-Vidame.

mehari

La historia del Méhari acaba de cumplir medio siglo y su origen se remonta nada menos que al Mayo francés, la revolución estudiantil y  gremial que conmovió al mundo y que aún hoy resuena en las calles parisinas.
Los jóvenes mostraron su rebeldía, salieron a protestar -entre otras cosas- en contra de la sociedad de consumo y de la guerra de Vietnam, envueltos en una atmósfera hippie y en plena expansión sexual.
En ese contexto de mayor libertad apareció el Méhari. Su propuesta descontracturada llamó la atención desde el primer momento, porque se trataba de un auto diferente, versátil y joven; ideal tanto para el trabajo como para el esparcimiento, para cargar herramientas de granja o tablas de surf para ir a la playa.
En pocos minutos podía convertirse en un bi-plaza, un cuatro plazas o una pick-up, y hasta permitía abatir el parabrisas.

mehari

Su carrocería totalmente plástica le permitía ser lavada con una manguera; estaba fabricado en ABS (acrónimo en inglés de Acrilonitrilo Butadieno Estireno) coloreado, lo que lo hacía muy liviano (570 kilos), práctico, inmune a la corrosión y a los rayones. Y se completaba con capota de lona y puertas removibles.
Fue una creación de Roland de La Poype, un ex aviador que combatió en la Segunda Guerra Mundial,  varias veces galardonado. Ya retirado, se convirtió en inventor y, en mayo de 1947, estableció su primera fábrica de plásticos convencido de que este material y los envases descartables serían el futuro.
El nombre Méhari fue tomado de la palabra con la que se conoce al dromedario en el Norte de África y el Sáhara. Es un animal resistente y todo-terreno que puede transportar pasajeros o mercaderías. El modelo de Citroën desafió cualquier terreno con su versión 4×4, lanzada en 1979.
Se fabricó entre 1968 y 1987, y se vendieron 143.740 unidades en todo el mundo, incluyendo nuestro país, donde aún hoy se lo puede encontrar surcando algunos médanos.

Los comentarios estan cerrados.