De rústicos mastodontes a elegantes gigantes

6 junio, 2017
Texto Pablo Schillaci

Los expertos señalan que la compra  de un auto suele responder al gusto y al placer y, en muchas ocasiones, termina siendo un medio para demostrar la personalidad, el carácter y, por qué no, la opulencia. Los camiones, también.

R-620-LA-4x2-V8[38571]

El camión ha logrado, gracias a las últimas tecnologías, empardar —en dispositivos de confort, performance y seguridad— a varios de los sedanes de alta gama.
Durante el Salón del Automóvil de Buenos Aires 2017, Scania exhibe tres de sus modelos Streamline: el R400, el R440 y el R620 con motor V8 y un tren motriz con componentes de transmisión que han sido fabricados en la unidad productiva de Tucumán, orgullo de la industria argentina.

Scania-4

Con 620 HP, el Scania R620 —como tope de gama— se caracteriza precisamente por ser el camión más potente que se comercializa en el mercado nacional. Bajo el concepto de “Soluciones para el transporte”, la marca de origen sueco incorpora en este modelo el Sistema de Gestión de Flotas como el Scania Driver Support, elemento indispensable para alcanzar la mayor productividad.
Volvo Trucks y Mercedes-Benz también tienen en su portfolio unidades con un equipamiento superior. En el caso de los “Vikingos”, el FH540 —con su famosa cabina Globetrotter— también mide cada ítem de rendimiento del camión (Dynafleet) como del chofer que lo conduce (Driver coaching).
Los sistemas que proponen Scania y Volvo Trucks serían comparables, trazando un paralelismo, a los sistemas de conectividad que últimamente se encuentran desarrollando las distintas automotrices para sus autos de calle.
El R620 V8 cuenta —por ejemplo— con Control Crucero Adaptativo y Frenado de Emergencia Avanzado, Sistema de Control de Frenos Electrónico, Frenos Auxiliares, Asistencia de Arranque en Pendiente, Control de Estabilidad y —como opcional— Advertencia de Desvío de Carril.
El FH, más allá de sus 540 CV, en su versión full, equipa de serie frenos a disco, Control de Tracción, EBS y luces traseras de LED con aviso de frenado de emergencia. La unidad puede también incluir dirección dinámica, llantas de aluminio y ESP.
En el Actros+, edición especial de la versión 1846 LS/36, Mercedes-Benz ofrece ESP, Active Brake Assist, Sistema de Control de Carril Telligent y medición de carga sobre el eje por tablero (evita exceder el límite legal), además del Retarder.

Scania-2

Desde el punto de vista de la conducción, la caja automatizada Opticruise que ofrece Scania (sin pedal de embrague), simplifica la tarea del chofer y ahorra combustible.
La del Volvo, que se denomina I-Shift, incorpora de serie el sistema I-See, un Control Crucero inteligente con reconocimiento topográfico de la ruta, lo que redunda en el bajo consumo del diésel.
En tanto, la Caja Automatizada Powershift 2, que equipan los modelos de la marca de la estrella, complementa una cadena cinemática donde se destaca la motorización V6 de 456 CV y un eje trasero HL8 sin reducción en cubos de rueda.
Asimismo, Scania, para hacer más fácil la vida en la cabina Highline, incorpora climatizador automático, cierre centralizado con alarma, sistema de audio y pantalla táctil de 5” con navegador. A esto le suma un volante multifunción regulable, revestido en cuero y decorado en madera, tapizados de cuero, y asiento del conductor con suspensión neumática y ajuste lumbar.
En el Volvo, los asientos también están revestidos en cuero. Cuenta con litera, parasoles eléctricos, una plataforma multimedia compuesta por navegador, pantalla táctil, conexión Bluetooth de hasta dos dispositivos, entre otros destacados del cockpit, que no solo se considera un área de trabajo, sino el segundo hogar de los profesionales del camino. Como opciones de seguridad, se ofrecen radar y cámara de proximidad. Todo esto lo transforma, en otro camión premium aspiracional.

Volvo-FH540-a-

El Actros+, por ser (por ahora) una edición fuera de serie, se comercializa con la cabina Megaspace de dos camas, volante de cuero y molduras interiores tipo plata, asiento del acompañante neumático y heladera integrada. Otros aspectos de confort y seguridad son las luces bi-xenón con lavafaros, sensor de lluvia y conexión automática de faros.
Queda claro que los camiones dejaron de ser esos rústicos mastodontes de las rutas para transformarse en elegantes gigantes del camino.

Los comentarios estan cerrados.