Dormir entre viñedos, una experiencia singular

11 diciembre, 2019
Texto Luis Lahitte

APERTURA VINES OF MENDOZA0034

 

En ocasiones uno no mira lo que tiene al lado por obvio. Es el caso de algunos destinos locales de alta gama que, como Mendoza, resultan una excelente oportunidad para realizar una experiencia singular. A pocas horas de auto o una de avión se accede a esta provincia cuyana que año a año aumenta su oferta gastronómica y hotelera. Y es por eso que Contraseñas eligió algunas opciones con el objeto de combinar enología, buena cocina, paisajes únicos y sobre todo, relax.

Club Tapiz

 

CLUB TAPIZ IMG_2094

A apenas 20 km del aeropuerto, en Chacras de Coria, se encuentra el Club Tapiz, resort montado sobre un antiguo casco de fines del siglo XIX con 11 habitaciones y que es patrimonio histórico provincial. La chef ejecutiva del restaurant es Soledad Nardelli, que trabaja básicamente con productos de la huerta orgánica que tiene el solar, en consonancia con la premisa de la casa que es “de la huerta a la mesa”.
Allí se elaboran los espumantes de la bodega según el método champenoise, y todos los días se realiza una degustación en el living, sin cargo para los huéspedes. Además se pueden visitar los olivos y realizar un paseo en carruaje por los viñedos. Una excelente alternativa para reposar al pie de la Cordillera.

Casa del Visitante

 

CASA DEL VISITANTE ZUCCARDI0051CASA DEL VISITANTE ZUCCARDI0046

Cruzando la ruta 40, en Maipú, uno puede disfrutar de una serie de actividades estimulantes, ideales para aquellos que quieran conocer de cerca el universo enológico. Quizás lo más relevante de la propuesta sea la gastronomía, tanto de Casa del Visitante, con sus menúes Regionales y Degustación, como el más informal Pan & Oliva.
Entre las actividades que se pueden realizar están la visita a la almazara, de última generación, y en temporada la cosecha de vid y aceitunas. La Casa ofrece un Classic Wine Tour, donde se recorren los viñedos en autos de época, paseo que también se puede hacer en bicicleta, clases de cocina para niños y grandes, picnics y tardes de té mientras se disfruta de los ocasos dorados de Mendoza. Y si de vista de trata, incluso se puede disfrutar de un paseo en globo.

Atamisque Lodge

 

Lodge Atamisque

 

¿Es posible jugar al golf en el Valle de Uco, en medio de ese paisaje lunar? Sí en Atamisque, donde se alza un tupido bosque de castaños y robles plantados hace 90 años que cuenta con una cancha de golf, algo inusual en la región; este oasis tiene un parque centenario trazado por el paisajista francés Charles Thaïs, donde su actual propietario es el conde francés John du Monceau, que junto a su mujer Chantal, pasan largas temporadas en el vergel.
Dentro del recinto hay un restaurant llamado Rincón, que ofrece truchas de criadero propio y platos a base de manzanas, cerezas, peras, duraznos y nueces que se cultivan en el perímetro de la finca. La propuesta incluye un lodge con tres confortables casitas con pérgola, jacuzzi, además de un lounge con un bar de vinos y una sombreada pérgola.

The Vines Resort & Spa

 

VINES OF MENDOZA0037

Más al sur, también en el Valle de Uco, se encuentra The Vines Resort & Spa, un resort boutique de vino y culinario, ubicado entre más de 600 hectáreas de viñedos privados. El complejo cuenta con 21 villas espaciosas, tanto en el interior como en el exterior. Todas ellas están equipadas con lujosos baños, terrazas privadas con vista panorámica a los Andes y a los viñedos, junto con chimeneas exteriores, bañaderas romanas y jacuzzis.
Además uno puede ser propietario de un viñedo, y/o participar en cualquier parte del proceso de vinificación, como actividades de plantación y cosecha, degustación y blending, hasta embotellar el vino con el equipo enológico. Pero además The Vines Resort & Spa cuenta con el afamado restaurant Siete Fuegos, de Francis Mallmann, cuyo eje culinario pasa por la colección de técnicas de cocina a fuego abierto (curanto, infiernillo, asador, horno de barro, chapa, caldero y parrilla).

Los comentarios estan cerrados.