Eco News

22 octubre, 2012

La unión (verde) hace la fuerza

Con la firme idea de que el todo puede ser mucho más que la suma de las partes, un grupo de lodges argentinos decidió congregar sus esfuerzos para crear la primera red de productos hoteleros que, más allá de ofrecer un servicio de excelencia, también son capaces de mostrar un compromiso sincero hacia el medio ambiente. Así fundaron hace poco más de un año “Conservation & Recreational Lodges”, un sello que garantiza tanto calidad como respeto por la naturaleza.

La iniciativa partió de dos prestigiosos lodges eco-turísticos: Rincón del Socorro (ubicado en los Esteros del Iberá, Corrientes) y Bahía Bustamante (en Parque Nacional Marino Costero “Patagonia Austral”, Chubut), ambos pioneros en la creación de refugios de vida silvestre. Así, ellos fueron los primeros en unirse para crear una red abierta a integrar otros hoteles con el mismo interés por conservar el entorno, promover la responsabilidad ambiental entre los huéspedes y promocionar sus valores de una forma conjunta y a un nivel global. En enero de este año se sumó a la propuesta Yacutinga Jungle Lodge (en la Selva Misionera) y más adelante la Estancia San Alonso, en Paraná.

El próximo objetivo, por lo pronto, es ampliar la presencia de la red en todo el territorio nacional y también en países limítrofes, por eso los interesados en formar parte pueden consultar la web www.conservation-lodges.com, donde encontrarán información actualizada y datos de contacto.

¿Existe una moda ética? 

Corría 1989 y casi nadie hablaba de desarrollo sustentable, mucho menos en el terreno de la indumentaria. Sin embargo la firma brasileña Osklen nació con la idea de invertir fuertemente en la producción de materiales ecológicamente amigables, y de hecho para fines de 1999 ya había creado una colección que seguía los principios de las “cinco E”: Earth (tierra), Enviroment (ambiente), Energy (energía), Education (educación), y Empowerment (Fuerza). Estas fueron las bases para un movimiento que daría forma al ‘E Institute’, una organización sin fines de lucro cuya intención es hacer visibles proyectos que participan en el desarrollo humano, ambiental, cultural y económico en las áreas de movilidad educacional y social.

Hoy Osklen cuenta con tiendas en las principales ciudades de Brasil, Estados Unidos, Italia, Portugal, Suiza, Grecia, Emiratos Árabes, Uruguay y también Buenos Aires, donde la marca aterrizó el año pasado con un local en Patio Bullrich. “El lujo viejo solía comunicar status, pero nunca le importó demasiado dónde o cómo fueron hechos los productos. El nuevo lujo, en cambio, está apoyado sobre un estado de conciencia social y ambiental. Esto es ser verdaderamente chic hoy en día”, señaló el creador de la marca, Oskar Metsavaht.

Por el momento uno de los proyectos del E Institute es el E-fabric, un reporte de materiales sustentables que han sido investigados, identificados y verificados cumpliendo con las normas y objetivos de sustentabilidad, en tanto la compañía sigue dando que hablar por su campaña en favor de la moda ética.

http://osklen.com

Cuidando la sustentabilidad desde el viñedo

¿Cómo puede surgir el interés de una bodega por el cuidado del medio ambiente? Tal vez provenga del contacto diario que posee con su tierra, o del hecho de que cada vino sea fruto de su propio terruño. También influyen sin dudas los requerimientos de los consumidores, cada vez más exigentes sobre todo en aquellos mercados más importantes y maduros.

La Bodega Alfredo Roca, por ejemplo, se encuentra hoy trabajando en desarrollar la “Producción Sustentable”, un programa que incluye varias políticas en esa dirección. Para empezar han firmado el Programa Federal de Producción “Más Limpia”, además de haber incorporado en 40 nuevas hectáreas el sistema de riego por goteo, lo que les permitirá aún más incrementar la calidad de uvas ya que les da la posibilidad de tener mayor precisión en la aplicación del agua necesaria. “Tenemos mucho por hacer, ya hemos comenzado con estos pequeños aportes al mundo en el que vivimos”, señaló el director de la Bodega, Alejandro Roca. Y agregó: “Consideramos que pronto será imperativo que cada uno de nosotros seamos más responsables de los recursos que utilizamos”.

Una revista con conciencia ambiental

“Leela y pasala” ese es el lema de la publicación bimestral Ecomanía, totalmente gratuita y dedicada por entero al consumo responsable y la sustentabilidad. Con más de un año en la calle -apareció por primera vez en junio de 2011- la revista trata temas como emprendimiento, arquitectura, alimentación, diseño, movilidad, cultura, tendencias internacionales, reciclado, tips verdes e iniciativas del tercer sector, siempre en un lenguaje accesible y para nada académico, bien pensado para un público joven y urbano. Se trata, también, de una producción colaborativa, ya que varios proyectos sustentables participan aportando contenidos. La revista por el momento circula solo en Argentina, pero también puede leerse online en http://ecomania.org.ar.

 

 

La tierra sabe

Sabe la Tierra es una Asociación Civil cuya misión es difundir el paradigma de la sustentabilidad, algo que principalmente logra a través de un mercado natural, orgánico y sustentable que desde hace dos años se desarrolla todos los sábados en San Fernando, en la zona norte del Gran Buenos Aires.

Conformado hoy por unos 60 puestos, el mercado sigue creciendo y ofrece alimentos, viveros, cosmética natural, libros, instrumentos musicales, lanas artesanales, diseño sustentable, objetos en mimbre, plantas y hasta servicios ecológicos, talleres y difusión de proyectos de comercio justo y economía social.

Más de 8.000 consumidores por mes se acercan cada sábado al mercado, entre ellos familias, jóvenes, chefs y vecinos que lo incorporaron como el lugar donde hacer sus compras, tomar contacto con los productores o simplemente pasar un día distinto. “En poco tiempo se ha convertido en el punto de encuentro directo entre productores y consumidores conscientes, un lugar donde se propone una alternativa de vida más en consonancia con la Naturaleza y las personas”, señalan los responsables de la iniciativa.

El mercado funciona todos los sábados de 10.00 a 18.00 en la Estación San Fernando del Tren de la Costa (altura Libertador al 1000) entre Sarmiento y 9 de Julio y están hablando de abrirlo también los domingos. No se suspende por lluvia.

www.sabelatierra.com.ar

Descanso entre los árboles

Inspirándose, tal vez, en la vieja fantasía infantil de la ‘casita en el árbol’, la cadena sueca Treehotel inauguró una colección de habitaciones de los más originales, construidas justamente entre las copas de los árboles. Ubicado en Harads, al norte de Suecia, el hotel podría catalogarse como “alojamiento insólito”, aunque más allá de la excentricidad lo cierto es que las habitaciones fueron construidas prácticamente sin afectar al entorno. Los materiales se eligieron buscando causar el menor impacto posible, y así -por ejemplo- la construcción se realiza sin destruir o cortar un solo árbol.

Las habitaciones gozan de un aislamiento excelente y la calefacción se realiza por pisos radiantes; la electricidad se suministra localmente gracias sistemas verdes hidroeléctricos, mientras que la iluminación se logra vía lámparas LED.

Las habitaciones están elevadas entre 4 y 6 metros, y se accede a ellas por medio de escaleras retráctiles. Tienen una superficie de entre 15 y 30 metros, y por el momento existen cinco alternativas: una de ellas es una especie de nave espacial a la cual se accede por una escalerita, hay otra con forma de un cubo espejado, una cabaña, un nido y una cabina, además de un sauna que, naturalmente, también está suspendido entre las ramas. En todos los casos los ambientes lucen diseños únicos y bien contemporáneos, con unas vistas estupendas al cercano río Lule.

Harads se encuentra rodeado de bosques y naturaleza salvaje, pero accesible, y en verano se puede disfrutar allí de senderismo, visitas guiadas por los alrededores, salidas en bicicleta, kayaking, montar a caballo y también contemplar el ‘Sol de medianoche’, un fenómeno natural que consiste en que el sol es visible las 24 horas al día en las fechas próximas al solsticio de verano.

www.treehotel.se

La hostería ecológica Del Nómade, elegida como “el hotel más verde”

Durante la última edición de Hotelga se llevó a cabo el concurso “Mejor Proyecto de Hotelería Sustentable en la Argentina: Hoteles Más Verdes”, cuyo galardón máximo obtuvo la hostería ecológica Del Nómade, ubicada en Puerto Pirámides, Península de Valdés. El establecimiento fue seleccionado entre una lista de ocho finalistas dentro de  28 anteproyectos, y de acuerdo al jurado se destacó por cubrir con las expectativas en cuanto a la coherencia de los objetivos, su grado de concreción, los resultados obtenidos y las posibilidades de evaluación mediante indicadores fácilmente contrastables.

Concretamente, el proyecto de esta hostería patagónica se basa en el confort y la experiencia con la naturaleza, aplicando algunas ideas innovadoras y otras “clásicas pero efectivas”, como el balance térmico con ventanales de doble vidrio, el diseño de muebles con árboles caídos naturalmente, la iluminación con leds y bajo consumo, la recuperación de aguas de lluvias y el uso de energía solar para calentar el agua.

El segundo premio del certamen fue para el Howard Johnson Hotel Yerba Buena, en Tucumán, y el tercero para el Hostal Posta de Purmamarca, de Jujuy. Por lo demás, Hotelga 2012 se consolidó una vez más como la muestra más importante del sector, con 286 expositores de todo el país.

Empezar por las botellas

Hoy se sabe que, ecológicamente hablando, las botellas de plástico constituyen un serio problema: si bien se encuentran entre los materiales más fáciles de reciclar, también es cierto que la mayoría terminan en un relleno sanitario y solo se irán degradando con el paso de los siglos por la acción del agua y el sol. Además, el plástico se fabrica con derivados del petróleo, con lo cual ni siquiera se utilizan recursos renovables para fabricarlo en un proceso que resulta de lo más contaminante.

Dado que la mejor manera de gestionar un residuo es no generarlo, el mejor consejo pasa entonces por consumir la menor cantidad posible de bebidas embotelladas, remplazándolas por ejemplo con jugos preparados con agua de la canilla filtrada. Pero si todavía las consumimos, lo más recomendable será entonces lavar luego los envases, aplastarlos y llevarlos a donde se ocupan de reciclarlos, como es el caso de algunos supermercados. Otra opción es reutilizar esas botellas como envases que podemos ir rotando o encontrarles también nuevos usos, como podrían ser pequeñas macetas. Se calcula que una sola familia consume unas 5.500 botellas plásticos al año: incluirlas dentro del circuito del reciclaje empieza ya a convertirse en una meta crucial.

Ya son seis los edificios certificados LEED

LEED quiere decir ‘Leadership in Energy & Environmental Design’ (liderazgo en energía y diseño ambiental) y consiste en una certificación que hoy constituye el estándar de construcción sostenible más prestigioso en todo el mundo. Desarrollado por el Consejo de Construcción Verde de Estados Unidos, este sistema evalúa uno por uno todos los factores de la construcción relativos a su sostenibilidad y su respeto por el medio ambiente, y de acuerdo las características de cada edificación se la certifica luego en una determinada categoría y también en el nivel correspondiente, que puede ser ‘Plata’, ‘Oro’ y ‘Platino’.

Por el momento son seis los edificios que en nuestro país obtuvieron esta certificación, a saber: el edificio del HSBC Barrancas de Lezama, la sucursal administrativa de ese mismo banco en San Isidro, el edificio Madero Office de la desarrolladora Raghsa, las nuevas oficinas de Google en Puerto Madero, el local ecológico de McDonald’s en Pilar y el espacio de Falabella en el Tortugas Open Mall, en la provincia de Buenos Aires.

 

 

Los comentarios estan cerrados.