El nombre del espumante

19 noviembre, 2012

El legendario Barón Bertrand de Ladoucette trascendió por su legado a la vitivinicultura argentina, pero además la más célebre línea de espumantes del país lleva su nombre. He aquí la historia.

 Por Luis Lahitte
Fotos: BB Tesio – Gentileza Chandon

“Humilde, sencillo y familiero. A su vez era un distinguido caballero, refinado, siempre con el pañuelo en el bolsillo del saco y el ruedo en la botamanga del pantalón”. Así recuerda Onofre Arcos, enólogo de Chandon, a quien fuera su amigo y mentor, el Barón Bertrand de Ladoucette, un visionario y pionero del desarrollo de la enología en la Argentina.

Este aristócrata francés nació en el seno de una familia noble en el Valle del río Loira, familia que desde 1787 producía el afamado Pouilly Fumé, uno de los mejores vinos blancos de su país. En 1959 llegó a la Argentina con el respaldo del Conde Jean de Vogüé, presidente de Moët & Chandon, para comprar un predio de cuatro hectáreas en la zona de Agrelo, Mendoza, y comenzar la construcción de la nueva bodega de ultramar. Fue, como diría Pascal, “un salto de fe” y el nacimiento de la entonces denominada Chandon Argentina.

Según Jean-Pierre Thibaut, cuñado del Barón y su sucesor en la presidencia de Chandon Argentina, “el talento de Bertrand pasaba por elegir y motivar a los hombres; sabía armar equipos de trabajo y además tenía una habilidad comercial sin igual, porque hacer los vinos es un trabajo divertido, pero venderlos es otra cosa”.

¿Qué significa el enigmático término Barón B? Ni más ni menos que el título y la inicial del nombre del Barón de Ladoucette, un justo homenaje en vida que recibió sin quererlo, porque inicialmente se iba a llamar “Comte Frédéric”, como el presidente de Moët & Chandon en ejercicio, pero éste declinó gentilmente la oferta y le dijo: “De ningún modo, póngale su nombre, que se lo merece”.

La memoria del ilustre personaje germinó en los enólogos de Chandon Argentina, forjados por el espíritu del francés que tanto amó a la Argentina y que siguen la consigna que les legó: “siempre más calidad”.

 

Los comentarios estan cerrados.