El placer del vino por copa

27 noviembre, 2013

Para disfrutar de una copa de buen vino ya no hace falta comprar una botella, ya que basta con darse una vuelta por alguno de los wine bars que hay en la ciudad.

Texto: Luis Lahitte.
Fotos: BB Tesio.

Hace quince años atrás, hablar de un wine bar en Argentina no tenía sentido debido a que la industria vitivinícola local no tenía suficientes etiquetas ni calidad para apostar por un negocio de ese estilo. Pero afortunadamente, el rubro se ha vuelto prolífico en los dos aspectos y no son pocos los bares de vinos que han ido abriendo sus puertas y que permiten a su clientela paladear un buen caldo. Estos son algunos de los mejores exponentes que hay en la ciudad de Buenos Aires.

Bow

La última novedad en materia de wine bars fue la inauguración del Bow, en El Nuevo Bajo, Retiro. El suizo Philippe Sarda y sus socios acaban de crear un espacio destinado al tapeo y la cata de vinos. Se trata de un salón cuyas paredes pintadas de negro están cubiertas por una frondosa cava (hay 1500 botellas a la vista). Pero el epicentro de la actividad es una mesa comunitaria cuyo objeto es que el público interactúe en consonancia con el lema de la casa, “vino a nuestra mesa”. El Bow trabaja con bodegas grandes, pero también con vinos de nicho y ofrecen a sus clientes la posibilidad de tomar vinos por copa, comprar la botella para consumirla in situ o adquirirla a precio de vinería para llevarla a casa.

San Martín 875, Retiro – Tel.: 5032 8717.

Gran Bar Danzón

El Gran Bar Danzón, obra de Patricia Scheuer y Luis Morandi, acaba de cumplir quince años sin mella en el éxito que los acompañó desde el primer día. Si bien es un bar minimalista al estilo neoyorquino, cuyo principal activo es una barra de doce metros, al costado hay una suerte de apéndice, una barra baja de madera de siete metros destinada a la cata de vinos con capacidad para albergar a unas quince personas. La casa tiene más de 300 etiquetas, casi todas nacionales, algunas de las cuales se exhiben en una de las tres conservadoras que están a la vista. Hay vinos del día que se ofrecen desde una pizarra, al estilo de los bistrós. Un menú de barra compuesto por tablas de queso, sandwichería y finger food acompaña los caldos, que también se amenizan con el buen jazz, funk y soul que suelen pasar.

Libertad 1161, Recoleta – Tel.: 4811 1108.

Pain et Vin

En Palermo, la sommelier Eleonora Jezzi Riglos y su marido Oscar Weiner abrieron Pain et Vin, una panadería y vinoteca inaugurada durante el pasado mes de julio. Lo interesante es que elaboran pan a partir de su propia masamadre y a la vez funcionan como vinoteca. El local tiene paredes con ladrillo a la vista y un banco de carpintero devenido en mesa ocupa el lugar central de la casa. Se pueden tomar vinos por copa (tintos, blancos, rosados y espumantes), acompañados de sendas tablas de queso o cómo no, del excelente pan que elaboran en el horno a leña.

Gorriti 5132, Palermo – Tel.: 4832-5654.

La Cava de Jufré

Es una antigua esquina de Villa Crespo que funciona como wine bar (o bar de vinos, como le gusta llamarlo a Lito Galeano, el dueño). El local consta de un subsuelo donde está la cava que, en ocasiones, se emplea para cursos y catas, y una planta baja compuesta por barra, salón y un living. Se trata de un lugar ideal para tomar vinos por copa no ortodoxos, raros de conseguir. Los caldos se pueden acompañar con fiambres y quesos gourmet de pequeños tambos. El principal activo del negocio es que hoy funciona casi como un club, debido a que ha logrado crear un grupo de habitúes.

Jufré 201, Villa Crespo – Tel.: 4775-7501.

La Vinoteca del Palacio Duhau

La elegante cava del Palacio Duhau Park Hyatt llama la atención por su estilo apolíneo y elegante. Es el paso obligado para ingresar al restaurant y entre sus atractivos tiene una conservadora vertical para vinos de guarda al cuidado de la sommelier Natalia Escudero y otra que tiene más de 40 tipos de quesos seleccionados y afinados por el maître fromager. La cava tiene una mesa alta de vidrio flanqueada por taburetes con capacidad para doce personas y se pueden pedir vinos por copa acompañados por los excelentes quesos o algún tapeo de la casa. Además la vinoteca bien vale una visita por el entorno de palacio en que se encuentra.

Av. Alvear 1661, Recoleta – Tel.: 5171-1234.

Los comentarios estan cerrados.