El regreso de un mito

22 diciembre, 2016
Texto  Alejandro Fischer

Harley-Davidson es una de las marcas de motos más antiguas que se conocen y que siguen vigentes con 113 años  de historia sobre dos ruedas.

 

h-d-street-751

Harley-Davidson es una de las pocas marcas que marcó a fuego el “estilo de vida americano” con sus modelos de motos grandes, cómodas y con motores poderosos para recorrer las extensas rutas de Estados Unidos.
Desarrolló varios modelos emblemáticos que dejaron una impronta en los usuarios. Sportster, Softail, Street, Electra Glide, V-Road son algunos de los nombres de familias, modelos y hasta de motores que quedaron, y siguen vigentes, en varias generaciones de usuarios de la legendaria marca. Incluso, creó un estilo de vida propio con códigos, indumentaria y formas de viajar absolutamente característicos.

h-d-iron-883

En la Argentina, desde hace poco más de 20 años, el representante es Juan Gabba, un fanático del estilo Harley. Tras dos años de ver limitada la importación de modelos, aprovechó la reciente edición de Autoclásica, para mostrar los nuevos modelos y versiones que están llegando al país.
La Street 750 es una auténtica novedad, no solo para el mercado local, sino también para la marca. Desarrollada para captar a un público joven que tal vez se sube por primera vez a una Harley, tiene un chasis estrecho para una conducción sencilla, con asiento muy bajo, y suspensión ajustada para la aspereza de las calles urbanas.
La Iron 883 es otro modelo que marca tendencia con su estilo “dark custom”, donde los brillos del cromo casi no existen. Es una moto cruda, desnuda y agresiva, con sillín corto e individual. Viene con motor Evolution V-Twin con inyección de combustible secuencial electrónica, sistema de transmisión montado en goma para reducir la vibración, doble escape escalonado y velocímetro electrónico sobre el manillar.

h-d-forty-eight-1200

La Forty-Eight es una suerte de bulldog con dos ruedas con su bajo perfil y sus grandes ruedas de 16. Casi una imagen amenazante.
Por su parte, la Softail Slim en sus versiones S y S Fast Boy representa el estilo de las “bobbers” personalizadas de los años ‘50, desde su estrecha parte trasera hasta su guardabarros delantero recortado, el asiento individual y mínimo cromo.
La  Heritage Softail Classic, con su suave andar, su cómoda posición de conducción, su baja altura de asiento, su amplio espacio de equipaje, protección contra el viento y el alojamiento del pasajero, es una auténtica moto de turismo personalizada. El parabrisas de liberación permite la conversión a una crucero. Las alforjas de cuero al estilo de los años 40 con hebillas de desmontaje fácil, el guardabarros delantero completo y las ruedas cromadas son un homenaje al pasado, mientras que el motor Twin-Cam 103B se ubica a la vanguardia tecnológica.

Los comentarios estan cerrados.