El vino saludable

29 enero, 2013

El poder antioxidante del Tannat es el doble que en los Cabernet Sauvignon y cuatro veces más que en los Merlot. Variedad emblema de Uruguay, en Salta y San Juan se elaboran vinos con esta cepa de muy alta calidad.

Texto: Luis Lahitte.

Así como la Argentina tuvo éxito en darse a conocer en el mundo del vino con la uva Malbec, las bodegas uruguayas apostaron todo a promocionarse a nivel internacional con la cepa tinta Tannat. Si bien las primeras plantaciones en Sudamérica de esta uva de origen francés se realizaron en territorio argentino (más precisamente en la Provincia de Entre Ríos), durante muchas décadas fue olvidada en beneficio de otras variedades. Pero ahora renace con fuerza de la mano de bodegas de Salta y San Juan.

Su historia no es reciente y está íntimamente vinculada con el desarrollo de la industria vinícola rioplatense. De origen vasco francés (los principales viñedos se encontraban en el sur de Francia), algunos hasta le han querido añadir un carácter noble, indicando que se trataba de una de las variedades preferidas del rey Luis XVI, quien terminó sus días con su cabeza en una guillotina. Pero lo concreto de esta variedad con una proporción elevada de taninos (sustancias orgánicas que se encuentran en la piel y semillas de la uva y que le dan al vino un sabor astringente y áspero) es que su poder antioxidante es muy superior al de otras cepas tintas, lo que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

De acuerdo con un estudio científico realizado en Uruguay, las propiedades antioxidantes presentes en los vinos elaborados con uva Tannat son el doble de los Cabernet Sauvignon y hasta cuatro veces más que en los Merlot. Pero este elevado poder antioxidante (aportado por los polifenoles de la uva) también tiene su contrapartida: su mayor astringencia hace que no sean vinos tan fáciles de beber como otras variedades, debido a su potencia, complejidad y fuerte presencia en boca. Sin embargo, en un mercado que se vuelve cada vez más sofisticado, es una alternativa atractiva para maridar con un buen asado o pastas con salsas bien condimentadas. También resulta muy seductor su color, de un intenso rojo violáceo, que a veces incluye tonalidades granate.

Es por eso que cada vez más bodegas de Salta y San Juan, donde mejor se ha adaptado el Tannat del lado argentino, han incursionado en la elaboración de vinos varietales y de corte con esta cepa que hasta ahora era dominio casi exclusivo de la vitivinicultura uruguaya. En Cafayate hay viñedos de uva Tannat que fueron plantados hace 45 años y que ahora están brindando vinos varietales de las gamas alta y media, tales como el Domingo Molina Tannat, el Quara Reserva Tannat (Finca Quara), el Don David Tannat (Bodega El Esteco), el Nanni Tannat o el Callia Magna Tannat. Muchas alternativas para probar una cepa con una gran personalidad.

 

Los comentarios estan cerrados.