Entre el cielo y el mar

15 mayo, 2012

Hong Kong se destaca en el mundo. Una isla brillante porque allí confluyen todas las corrientes. Historia y vanguardia; las filosofías de Oriente y Occidente. ¿Teritorio, limbo o paraíso? Una ciudad única y vibrante, independiente, reflejo de la actualidad globalizada.

Hong Kong flota entre dos mundos, la realidad de sus hemisferios ambivalentes, la realidad y fantasía. Surge del mar atravesando las nubes, acariciando las estrellas. Las tradiciones milenarias conviven en esta isla lujosa y futurista, plagada de contrastes. Intensa y extrema, pequeña y gigante, estalla puntual, cada noche, a las 20 horas, cuando un espectáculo de fuegos artificiales ilumina el cielo, testigo eterno.

Actualmente se estima que la población residente en Hong Kong alcanza los 7 millones de personas, que  habitan en una superficie de aproximadamente mil kilómetros cuadrados.

La isla recibe anualmente la visita de 35 millones de turistas. Casi 3 millones al mes. Centro financiero, las estadías de extranjeros no suelen superar las 48 horas. Mientras que los ciudadanos de nacionalidad china precisan visa o un permiso especial  para ingresar a Hong Kong (solo permiten la entrada de 150 por día), los residentes de la isla pueden cruzar a su país libremente.

Hong Kong se destaca en el delta de la desembocadura del río Perla, al sur del Mar de China. Es una de las diez islas habitadas del archipiélago que conforman 260 islas. Hong Kong se divide en cuatro zonas: los Nuevos Territorios (donde vive la población), la Península de Kowloon (el distrito comercial), las Islas Exteriores y la Isla de Hong Kong (el distrito financiero). Fuera de este conjunto, más del 70 por ciento de su superficie es rural. Hong Kong se encuentra rodeada de bosques, playas, parques y jardines, y ofrece  una gran diversidad de flora y fauna, donde además es posible practicar todo tipo de actividades deportivas, desde montañismo hasta parapente, golf o pesca.

Antigua colonia inglesa, restituida al gobierno Chino por el Reino Unido en 1997, el puerto libre -uno de los más transitados del planeta- no se detiene a medir impactos históricos. Ni pasado ni futuro: recién en 2047 se decidirá el estatus de su jurisdicción, actualmente en manos de un administrador regional.

Su aeropuerto internacional -construido en 1998- es la obra de ingeniería civil de mayor envergadura jamás construida en la Tierra. El proyecto del arquitecto británico Sir Norman Foster es una estructura  flotante en una isla artificial ganada al mar.

Edificios inteligentes, cocina de vanguardia, todas las firmas de alta costura, corporaciones automotrices con ventas récord (en Hong Kong se venden dos modelos Porsche por día), contrastan con los mercados callejeros, la cábala china, conviviendo en el ritmo propio vertiginoso presente en todo enclave estratégico.

El centro urbano del distrito comercial (la península de Kowloon) se atraviesa por Nathan Road, su calle principal. Allí la actividad es tan frenética como el sonido ambiente, dado por todo tipo de comercios que atestan el espacio público con carteles luminosos y fachadas llamativas. Temple Street resume en su traza de callejuelas casi medieval la zona ‘roja’ o más bohemia, con casas de juegos ilícitas y marisquerías al aire libre donde ofrecen -entre otros platillos al paso- una sabrosísima sopa de cangrejos, con tanto yodo que sabe como tomarse un cuenco de agua de mar. El paseo marítmo regala una de las vistas urbanas más impactantes del globo. Estructuralmente, la metrópolis parece un catálogo de arquitectura moderna que trepa hasta el cielo. Sus calles vibran atestadas de gente como la bahía de embarcaciones, con una actividad frenética digna de una película de ciencia ficción.

 


GUÍA DE VIAJE

Cómo llegar: Air Canada propone la manera más confortable de unir hemisferios, en su flota aérea concebida para vuelos intercontinentales.
Desde Buenos Aires, ofrece la posibilidad de hacer dos escalas sin cargo en dos destinos canadienses (Toronto o Vancouver) evitando el viaje directo, de aproximadamente 24 horas.
Informes y reservas: 0800-444-2007
www.aircanada.com

Hoteles: La cadena World Hotels ofrece un abanico de 10 hoteles de cinco (Deluxe Collection), cuatro (First Class Collection) y tres (Comfort Collection) estrellas. Con promociones desde 200 hasta 120 dólares más impuestos, tarifa simple, con desayuno.
Informes y reservas: 0800-888 55 98; 
www.worldhotels.com

Los comentarios estan cerrados.