Espiar por las ventanas

19 diciembre, 2013

“El Rabillo de la Casa” de Flavia Tomaello integra una serie de tomas de ventanas obtenidas en diversos países del mundo.

Como un ojo que mira, es visto, se deja ver, se exhibe, se esconde, se decora, se protege, se cubre… Las ventanas realizan una censura explícita de aquello que muestran o que dejan ver a su través.

Son una mirada fisgona. Un recorte del paisaje. Una lupa. Un fragmento y el todo. Lo íntimo, lo subjetivo. Un canal de comunicación siempre expresivo, capaz de transformar en imagen un rumor o la misma curiosidad. “Las ventanas –comenta Claudia Puebla, curadora de la muestra– son las elegidas por la cámara de la artista como objetos/objetivo de esa mirada; pero al mismo tiempo son herramientas que posibilitan el particular recorte de una realidad ¿irreal?, ¿mentirosa?”.

La muestra recorre sitios del mundo desiguales en geografía y destino. Venecia sorprende con una imagen íntima y personal; la ribera de Cannes pone un cuadro inesperado en una ventana de piedra cincelada en la Edad Media; una obra gastronómica se convierte en arte en una ventana de Holanda; la decrepitud se ve igual en un espacio de 1940 en Goldney, provincia de Buenos Aires, o en otro de hace 400 años en Chiloé, Chile.

“La propuesta es entrar en esta doble mano voyerista, pública y privada, e intentar descubrir cómo vemos, cómo nos ven. Aquí la ventana se sale de su eje, se torna evocadora, inmensa, finita, contradictoria. Es escape y es encierro… o es promesa. Todo depende de quién mire”, concluye Puebla.

Datos útiles
Desde el 7 de noviembre de 2013 hasta el 28 de febrero 2014 en Fontenla Design Mall – Av. General Paz 16.760, Capital Federal.

Los comentarios estan cerrados.