Esquí en primavera

2 septiembre, 2015

Una selección de los principales centros invernales de Argentina y Chile, para esquiar cuando la temporada avanza pero la nieve continúa firme

Texto > Daniela Dini

Las Leñas, el eterno clásico

Es el preferido de muchos amantes de este deporte y resulta una verdadera ciudadela destinada al esquí —un dato no menor es que todos los servicios y alojamientos se encuentran a menos de 200 metros de las pistas—. Las Leñas está a 500 kilómetros de la capital mendocina y en pleno corazón de la Cordillera de los Andes. Su base está a 2.240 metros de altura y su cumbre, a 3.430. Tiene 17.500 hectáreas repartidas en las 30 pistas. Cuenta con una calidad de nieve insuperable, gastronomía internacional e instalaciones hoteleras de primer nivel, y, gracias a su ubicación geográfica, ofrece una prolongada temporada de nieve que se extiende desde junio hasta septiembre inclusive. Las Leñas es el paraíso del esquí extremo y del heliesquí, y los más experimentados pueden esquiar incluso de noche en sus pistas iluminadas. Pero no todo se queda en este deporte: se puede hacer snow tubing, con gomones inflables en la pista especial de 100 metros de largo, y también divertirse en altura, en el circuito de tirolesa y puentes colgantes. www.laslenas.com

Valle Nevado, para esquiadores exigentes

Como una verdadera meca del esquí desde hace más de un cuarto de siglo, Valle Nevado Ski Resort está emplazado del lado chileno de la Cordillera de los Andes —a solo 35 kilómetros de Santiago y a una hora y media del aeropuerto—. Ofrece 41 pistas, destinadas principalmente a esquiadores intermedios y expertos, lo que lo ubica entre los centros invernales más destacados del mundo, ya que cumple con los requisitos fundamentales para esquiadores exigentes. Para los más aventureros, Valle Nevado cuenta con un servicio de heliesquí permanente que permite ascender en helicóptero hasta cimas de 4.200 metros, para luego deslizarse por nieves vírgenes con pendientes de hasta 2.000 metros de desnivel. Además de la nieve, el invierno de este lado de la cordillera también se disfruta relajándose después de la jornada. Para ello el centro posee una exquisita oferta gastronómica distribuida en siete restaurantes, piscina climatizada, actividades para los más pequeños y cocktails con bandas en vivo en el Hotel Tres Puntas, uno de los tres del complejo. www.vallenevado.com

Chillán y Portillo, más nieve chilena con estilo propio

También en Chile, pero ya emplazadas en la región del Bío Bío, a poco más de 400 kilómetros de Santiago, las Termas de Chillán son, como su nombre lo indica, mucho más que un centro invernal: la propuesta es la combinación ideal de esquí, aguas termales y relax, con vistas insuperables a los volcanes Chillán Chico y Chillán Grande. El complejo termal está abierto durante todo el año pero tiene un encanto especial en invierno. Cuenta con piscinas de aguas termales y un completo spa termal. El invierno 2015 espera con sus 30 pistas, distribuidas en 35 kilómetros de superficie esquiable, incluida Tres Marías, la pista más larga de América del Sur, con trece kilómetros de longitud. Los esquiadores pueden practicar esquí nórdico, alpino y de fondo, y, además, hay paseos en motos de nieve y excursiones en trineos tirados por perros. www.termaschillan.cl

Por su parte, Portillo lleva el título de pionero: es el centro de esquí más antiguo de América del Sur, con 65 años de historia. Su nombre se debe a que es un pequeño paso en medio de la Cordillera de los Andes, a 165 kilómetros de la capital chilena. Por allí pasaron los primeros “esquiadores” de la zona, los ingenieros que construyeron el ferrocarril en el Paso de Uspallata hacia 1940. Hoy atiende en exclusiva a no más de 400 huéspedes que llegan de todo el mundo. www.skiportillo.com

Bariloche, lo pionero y la vanguardia

A casi 20 kilómetros de la ciudad de San Carlos de Bariloche, inmerso en el Parque Nacional Nahuel Huapi, el Cerro Catedral sigue siendo uno de los grandes elegidos. Es uno de los centros de esquí pioneros en Sudamérica y uno de los más completos, con 1.200 hectáreas de superficie esquiable y más de 120 kilómetros de pistas y caminos. Las novedades de esta temporada ponen la mirada más allá del esquí: en la base está la nueva pista de donas, para deslizarse con gomones y, en la cumbre, La Hoyita espera con otra pista de donas y también de trineos y BMX, una especie de bicicletas con una tabla debajo con las que es posible descender por la nieve a gran velocidad. Bariloche también alberga al hotel emblema de la Patagonia argentina, el Llao Llao. Ubicado al pie del Catedral, este exclusivo y lujoso resort cinco estrellas es famoso mundialmente por su gran nivel y belleza inigualable, enmarcado por los cerros López, Capilla y Tronador, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. Dos datos: el hotel tiene su exclusivo Refugio Llao Llao con servicio de ski concierges y transfers incluidos en la estadía. www.catedralaltapatagonia.com / www.llaollao.com

Saliendo de la tradición y a una hora de la ciudad, Baguales  propone nuevos desafíos para los amantes del ski y del snowboard, como el catskiing y el ski de travesía o splitboard de uno o varios días, con alojamiento en refugios de montaña. Para espíritus aventureros, la propuesta es adentrarse en la montaña con máquinas pisapistas de última generación, y esquiar en la nieve virgen con el mayor confort posible y la máxima seguridad. www.baguales-patagonia.com.ar

Cerro Castor, esquí en el fin del mundo

Nada más literal: Cerro Castor es el centro de esquí más austral del mundo, y su título se sustenta en las particularidades naturales de su geografía y en los avances en infraestructura en los que viene trabajando la concesión actual desde su inauguración en 1999. Por la orientación ladera sur de la montaña y su ubicación extrema, en el paralelo 54° —similar a Moscú en el Hemisferio Norte—, este centro de esquí es el elegido por muchos deportistas internacionales, que vienen a entrenar en contratemporada. Con un total de 32 kilómetros de pistas y 650 hectáreas de dominio esquiables, distribuidas en 30 pistas, Cerro Castor está ubicado a solo 26 kilómetros de la ciudad de Ushuaia. El clásico de siempre es el cordero patagónico en Morada del Águila, en la base del cerro. La novedad en primavera: del 5 al 12 de septiembre —y por primera vez en el Hemisferio Sur— se congregará la créme de la créme del esquí y el snowboard del mundo, ya que Castor y su pista Halcón Pelegrino fueron elegidos como sede del Congreso Mundial de Instructores de Interski 2015. Se tratará de un gran espectáculo de demostraciones en vivo, abiertas al público, por parte de los mejores esquiadores del mundo. www.cerrocastor.com

Chapelco, con lago y volcán

El escenario es San Martín de los Andes y sus bosques imponentes. A casi 2.000 metros de altura, superando las 28 pistas y las 1.600 hectáreas esquiables, con vistas al Lago Lácar y al volcán Lanín, Chapelco da la bienvenida. Un clásico de siempre es el Back Bowl, un programa que propone conocer los puntos más extremos en la nieve y explorar la parte de atrás del Cordón Chapelco, esquiando sobre nieve virgen. El dato: los mejores after ski están en Torino Winter Point y Los Techos, con música en vivo y DJs famosos. www.chapelco.com

Caviahue, al pie del volcán

“Lugar de fiesta” es la traducción de su nombre, de origen mapuche. Y basta conocer sus paisajes para entender que no se equivocaron. Ubicado a 360 kilómetros de la capital de la provincia de Neuquén, Caviahue tiene como gran novedad de la temporada la apertura en la base del cerro del Grand Hotel: categoría cuatro estrellas, esquí in – out y una ubicación inmejorable, entre bosques de araucarias milenarias, con vistas al Volcán Copahue, al lago Caviahue y a la villa. El cerro cuenta con 325 hectáreas de superficie esquiable, sobre la alta Cordillera de Los Andes. www.caviahue.com

Los comentarios estan cerrados.