Explorando las raíces del Delta

4 octubre, 2013

La concientización medioambiental penetra cada vez más en la mente humana. Cuidar los recursos y valorar nuestro entorno es vital para evitar el deterioro del planeta. Esta es la meta principal de Delta Terra, el primer destino natural del Delta que busca conservar el ambiente y desarrollar el turismo responsable en la zona.

 Texto: Paula Niño Kehoe.
Fotos: Gentileza Delta Terra.

La problemática ecológica instaurada hace ya varios años generó en el hombre una toma de conciencia radical acerca de las cuestiones ambientales y provocó un cambio de tendencia relacionado con nuevas formas de contacto con el entorno y de conexión con nuestros cuerpos. Es así como se buscan experiencias asociadas a la naturaleza que nos permitan activarnos físicamente, realizar actividades al aire libre y así vincularnos con el mundo de una manera diferente.

De este modo nace el ecoturismo, para posibilitarnos el reencuentro con la naturaleza y ser parte activa de una experiencia única. Y no es necesario ir muy lejos para disfrutar de un día respirando el aire más puro. A tan solo 30 kilómetros de Buenos Aires, se encuentra Delta Terra, el primer destino natural del Delta que ofrece a los visitantes la posibilidad de pasar el día o tan solo unas horas participando de actividades recreativas y talleres que promueven el cuidado de hábitats naturales, vitales para el equilibrio del planeta. A través de programas educativos, contribuye a la formación de una población consciente del ambiente y la motiva a trabajar de manera individual o colectiva en la búsqueda de soluciones, al mismo tiempo que descubre la maravillosa flora y fauna que habita en el Delta.

Recorriendo la isla
De la mano de los naturalistas de Delta Terra, se puede recorrer toda la isla atravesando senderos especialmente acondicionados, admirar los bosques de ceibos, pajonales, praderas de herbáceas acuáticas y plantaciones salicáceas, y diversos bosques donde viven especies en riesgo de extinción. En los lugares más apartados habitan los ciervos de los pantanos, una especie autóctona de color pardo con patas negras y círculos blancos alrededor de los ojos. También forman parte del lugar los coipos, lobitos de río y algunos gatos monteses, y en el apacible río nadan peces dorados, surubíes, tarariras, sábalos, bagres y bogas, entre muchos otros. Hasta principios del siglo XX vivían en el área del Delta yaguares, que fueron cazados hasta su eliminación; lo mismo sucedió con los yacarés, pecaríes, pumas y aguaraguazúes. Hay diversas aves, tales como el benteveo, zorzal, boyero y calandria, entre muchísimas otras. Los especialistas trabajan para cuidar a todos los animales y protegen a los que se encuentran en vías de extinción.

El lugar cuenta con un vivero de plantas nativas que se dedica enteramente a cultivarlas y así buscan restaurar los ambientes naturales del paisaje. Además, se está acondicionando una huerta donde se cultivarán hortalizas sin el uso de agroquímicos artificiales.

Las actividades que se pueden realizar en este destino natural van desde senderismo interpretativo hasta fotosafaris. Estos últimos permiten observar la flora y fauna del lugar en plena naturaleza y a muy pocos metros de distancia, sin interrumpir los procesos naturales. El avistaje de aves es otra alternativa para maravillarse con las más de 170 especies detectadas. Por otro lado, también se dictan talleres: clases de cocina a cargo de reconocidos chefs (Juliana López May realiza clases demostrativas), aprender a navegar en kayaks por los canales internos del río (es posible tomar clases u organizar travesías de medio día o por las noches) y encuentros de meditación rodeados de la imponente vegetación del Delta.

Conciencia y educación
Delta Terra lleva a cabo el programa educativo Roots & Shoots (R&S), propuesta medioambiental del Instituto Jane Goodall –dedicado a la investigación de la vida salvaje, la conservación y la educación ambiental– en el que colabora la Fundación de Historia Natural Félix de Azara, una organización no gubernamental que nació en el año 2000 con la fuerte creencia de que es posible un mundo mejor donde la naturaleza se conserve y se concientice a las personas sobre el uso sustentable de los recursos del país. R&S tiene como principal objetivo preservar estos recursos naturales del ecosistema del Delta por medio de la experiencia directa. Participan numerosas escuelas y se desarrollan proyectos verdes relacionados con el cuidado ambiental. Asimismo, los participantes aprenden sobre diferentes temáticas como reciclaje, reutilización, conservación y observación de la naturaleza.

Vivir una experiencia inolvidable y conectarse con nuestro entorno, aprendiendo a valorar nuestro planeta es la principal consigna de Delta Terra. Las bases y estructuras están, depende de cada uno darse cuenta del valor de la tierra y pensar un futuro mejor.


DELTA TERRA

Oficinas comerciales: Luis Pereira 2, Local 3. Complejo Náutico Albardon, Tigre.
info@deltaterra.com.ar
La Reserva: Arroyo Rama Negra Chico, Delta de Tigre. Consultar horarios en www.deltaterra.com.ar

CÓMO LLEGAR
Por Autopista Panamericana, Ramal Tigre: bajada Ruta 197 o Tigre Centro. Prestadoras de transporte autorizadas: Natventure, Catamaranes Interisleña y Todo Delta.

Los comentarios estan cerrados.