La elegancia de las burbujas

19 diciembre, 2013

La búsqueda de la excelencia en la creación de espumantes tiene la firma de Cruzat y el sello de su creador, el enólogo y especialista Pedro Rosell. Un transporte para los sentidos a través de una copa.

Texto: Daniela Dini

Si hay una bodega que sabe de burbujas, es Cruzat. Exclusivamente abocada a la elaboración de vinos espumosos de alta gama desde su creación, en 2004, es marca predilecta de los bebedores de la bebida más elegante de todas. Establecida en la zona de Perdriel, Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza, el emprendimiento pertenece al prestigioso enólogo argentino Pedro Rosell –fundador de la bodega y director técnico– junto a tres socios chilenos con gran conocimiento en el mercado vitivinícola de Argentina y Chile: Gastón Cruzat, Hernán Boher y Carlos Barros. Cruzat cuenta con ocho hectáreas de tierra, de las cuales siete son viñas en plena producción para elaborar vinos base de espumosos de gran calidad, 60% es Pinot Noir y el 40% restante Chardonnay, las únicas dos variedades con las que la bodega elabora todos sus productos en diferente proporción. Construida en el año 2005, la bodega tiene un estilo moderno y está equipada con la más alta tecnología disponible en el mundo de los espumosos. Está situada en el centro de la viña y al pie de la cordillera de los Andes en la zona alta de Perdriel.

La línea de espumosos Cruzat Cuvée Reserve es elaborada bajo el método tradicional o champenoise y fue lanzada en el país a finales del año 2007. Desde su origen, la bodega tuvo el claro objetivo de ser una de las marcas de espumosos referentes de Argentina basándose en la calidad, logrando una firme posición en el mundo de los productos de alto prestigio.

Un maestro de los espumosos

Además de ser fundador de Bodega Cruzat, uno de sus socios y enólogo, Pedro Rosell, es un verdadero alquimista de las burbujas. Detallista al extremo, experimentador, con la rigurosidad de todo científico pero con la paciencia y delicadeza de un artesano, Rosell es una eminencia como creador de vinos espumosos y ha dedicado su vida entera a perfeccionar sus creaciones. Enólogo e ingeniero agrónomo por la Universidad de Nacional de Cuyo, estudió también en la Universidad de Burdeos, donde fue discípulo del célebre enólogo Émile Peynaud, uno de los mayores precursores de la vitivinicultura moderna y vanguardista. Rosell trabajó para importantes bodegas como Navarro Correas, asesoró a Salentein y Lagarde, fue uno de los iniciadores de Rosell Boher y actualmente elabora los espumantes de su último emprendimiento, Cruzat. Gran cocinero y anfitrión, para él, “todos los momentos son ideales para beber un espumante, como aperitivo, en las comidas, dado que no es una bebida excesivamente aromática, no compite con los gustos de los platos y armoniza bien, inclusive con los postres, en los que la textura burbujeante mejora su percepción”. Para Rosell, el secreto a la hora de elaborar un buen espumante, está en uno: “Hay que confiar en los sentidos, es cuestión de práctica. Se aprende probando, es una destreza que hay que practicar. No se trata de un arte sino de una artesanía, donde la búsqueda está en perfeccionar la técnica y repetir la mejor experiencia gustativa”.

Cruzat Demi Sec, la nueva propuesta

El primer espumoso Demi Sec de Bodega Cruzat, está elaborado bajo el método tradicional de fermentación en botella, con una estiba de doce meses sobre sus borras. Posee mayor dosaje de azúcar y complementa las líneas Cruzat Cuvée Réserve y Cruzat Clásico. A base de  Pinot Noir (60%) de Perdriel y de Valle de Uco, y de Chardonnay (40%), es un espumoso joven, con aromas frutales y una sorprendente frescura.  Ideal para beberlo a 12 grados, maridado con comidas bien condimentadas como la hindú, la mexicana o la peruana. “Resulta perfecto para un ceviche y es especial para postres y para acompañar chocolates”, propone Pedro Rosell. “El Demi Sec es un espumoso que merece ser redescubierto. Es, probablemente, lo más parecido al champagne francés de hace un siglo”, agrega el talentoso enólogo.

La bodega tiene posicionada su marca Cruzat Cuvée Reserve en el segmento premium en todos sus productos: Nature, Brut y Rosé. Los espumantes Cruzat pueden adquirirse en exclusivos hoteles, restaurantes y vinotecas del país.

Más información: www.bodegacruzat.com

Los comentarios estan cerrados.