La puerta al Valle de Famatina

27 diciembre, 2017
Texto Daniel Rosa

En la provincia de La Rioja, Bodega Valle de la Puerta es una de las promesas del vino argentino, especialmente del Bonarda y del Torrontés.

Valle-de-La-Puerta-Imagen-146

En el medio de un paisaje imponente y lleno de colores, donde conviven las sierras pampeanas con la precordillera y la cordillera andina, emerge Bodega Valle de la Puerta, ubicada en el Valle de Famatina a unos 1000 metros de altura sobre el nivel del mar, más precisamente en Vichigasta, en las afueras de Chilecito, tierras que fueron habitadas por los diaguitas, los pueblos originarios de la zona, que significa “gente de las colinas o serranos” en voz quechua; así fueron bautizados por los Incas.
La dirección enológica de la bodega está a cargo de Javier Collovati, y cuenta con la asesoría del reconocido enólogo Mauricio Lorca. Se trata de una bodega moderna con capacidad para crear tres millones de litros anuales que sorprende por la calidad y la elegancia de sus vinos.

Los vinos

La Puerta Alta Torrontés Riojano se muestra de color amarillo con pinceladas verdes, y con un atractivo perfume a jazmines combinado con notas cítricas. Es fresco y elegante; ideal para acompañar un rico melón dulce y jugoso bajo la reparadora sombra de un árbol.

OK-Valle-de-La-Puerta-Imagen-031

La cepa Bonarda se da de una manera excepcional en este terruño. Es por esto que La Puerta Reserva Bonarda se muestra intenso en todos sus aspectos. Treinta por ciento del vino pasa seis meses por barricas de roble francés, mientras que el resto se almacena en tanques de acero inoxidable para preservar las características de su fruta. Es rojo oscuro con destellos violetas, tiene aroma a ciruelas maduras y en boca es sedoso, dejando esa larga y placentera sensación en el paladar.
La Puerta Gran Reserva Blend es uno de los vinos ícono. Lo plasma su elegante presentación, que muestra a un erguido felino inspirado en dibujos de la cultura diaguita. Este corte de Malbec, Bonarda y Syrah es un vino concentrado, complejo y elegante, de color rojo casi violeta. Tiene aromas a ciruelas y moras que conviven con algo de vainilla, que le regalan los 12 meses que reposa en barricas nuevas de roble francés. Al tomarlo es sabroso y deja una sensación de regocijo por un largo tiempo en boca. Ideal para sorprender a un gran bebedor.

Valle-de-La-Puerta-Imagen-075

El enólogo de la bodega Javier Collovati tiene su pequeño proyecto personal, donde se destaca su vino insignia, El Severino, un blend que nació para homenajear a su abuelo, quien le transmitió la pasión de hacer vinos. El corte nace en Sañogasta, al pie de una loma, donde el viento frío de las mañanas abraza a los viñedos, alcanzando una gran amplitud térmica. Es un corte de Malbec en mayor medida y Cabernet Sauvignon, que pasa unos 12 meses en barricas de roble francés. Resulta muy aromático y sabroso: ciruelas, higos y algunos tostados predominan en la nariz y en boca presenta un gran volumen.

Hotel-del-Vino-Chañarmuyo---Diego-Diaz-(12)

La ruta prometida

La Rioja le aporta el apellido más reconocido a la única cepa autóctona argentina, la Torrontés, que nace tras el cruce genético natural de la uva Moscatel de Alejandría y la Criolla Negra. Esta provincia es uno de los primeros lugares donde se cultivó esta variedad. Es por esto que las bodegas riojanas están trabajando en la Ruta del Torrontés Riojano.

Los comentarios estan cerrados.