Líneas hacia el infinito

24 junio, 2016
Texto • Marysol Antón
Fotos • Esteban Widnicky

Partiendo de la dupla negro y blanco, la joven artista Macs Abente desarrolló un mundo que la identifica: donde la simpleza es la fortaleza y la incorporación del color, su expresión más actual.

“Una frase, una palabra, una canción. Son estímulos que pueden ser la génesis de un próximo dibujo, ser el comienzo de algunas de las Eternas conexiones a mano alzada”. Así, de modo simple, pero contundente, Macs Abente describe su arte, o por lo menos el inicio de un universo creativo que no conoce los límites.

Descendiente de una familia de artistas -su abuela y su madre también se han sentido interpeladas por la pintura-, Macs usó todas las herramientas que tenía a su alcance para poder alcanzar su objetivo más importante. “Jugaba hockey y por eso me fui a Holanda con un contrato deportivo, para jugar en un club de ese país. Allí me preguntaron qué quería estudiar y no tenía dudas: arte. Justo el padre de una compañera de equipo era galerista y me tomó como aprendiz. Él se transformó en mi mecenas, me recomendaba qué cursos tomar hasta que entré en la Universidad Libre donde estudié dos años”, recuerda esta exdeportista que supo ser Leona.
Macs lleva más de cinco años dedicándose exclusivamente al dibujo, tarea que desarrolla en un atelier en San Isidro (que antes compartía con un amigo carpintero). “Lo decidí en una clase de psicología, sobre Young. De pronto me di cuenta de que había empezado a hacer garabatos y así surgió el primer dibujo que fue solo el inicio de la serie de Eternas conexiones. Eran sutiles, tímidos, chicos, líneas que no sé dónde me llevaban. Y estas estructuras se fusionaban con formas figurativas que reinterpretaba”.
El blanco y negro, como esa dupla simple y profunda, fue el binomio de origen, que luego fue incorporando líneas de colores y aumentando su tamaño. “No siempre sé hacia dónde van. A veces es una frase de una canción o algo que escucho y que me queda dando vueltas en la cabeza. Entonces las líneas comienzan a desplegarse; es un mundo del que no puedo salir. Me costó mucho saber qué era lo que quería”, afirma Abente.
Esta joven artista se propuso “ser una esponja permanente” para poder así encontrar su estilo, saber qué era lo que deseaba expresar. “Mi mecenas me aconsejó: ‘no te apures, eso va a pasar eventualmente’, y así fue. Es algo que está totalmente relacionado con el camino de la introspección. Mis obras son explosiones de líneas combinadas con palabras. Ellas están ahí porque para mí es importante decirle al espectador qué es lo que me pasó con esa obra. La palabra, en el día a día, no me es algo menor”.

Líneas y puntos

EAW_7411

Luego de las fibras llegaron las acuarelas. De las líneas como partida, Macs pasó a los puntos, pero esta vez con color, aunque la sutileza seguía siendo eje de la cuestión. “Un día puse un punto de acuarela en la hoja en blanco y me encantó. Y para que me identifique le agrego las líneas, pero en lápiz. Me llevó tiempo no tenerle miedo al color, algo que finalmente se desvaneció porque sigo manteniendo mi impronta. Con las acuarelas se genera un mundo volátil, mágico”.
Viendo su recorrido, su evolución, Macs no deja de reconocer la importancia de la constancia en el trabajo cotidiano. “Tiene que ver con un proceso interno, salir de ese lugar seguro para explorar otros espacios. Las líneas son el principio de eternas construcciones, característica del artista, es como la pincelada, y así siguen los triángulos (líneas yendo de un punto a otro). Es cuestión de equilibrio y balance, que era lo que inconscientemente estaba buscando. Al mismo tiempo, mostrar lo que veo del mundo, hablar de las consecuencias de nuestras acciones, como lo que me movilizó a hacer el mapa de la Argentina y luego el mapamundi, que surgió a pedido de una amiga. Por eso en ese cuadro la frase reza: ‘If the earth cries. Would you not listen?’, porque es algo ya más amplio, que me trasciende”, explica la creativa.
Estar atenta adónde la llevarán las nuevas conexiones, ese es el gran talento de Macs.

Los comentarios estan cerrados.