Los nuevos jugadores

24 junio, 2016
Texto • Sergio Cutuli

En el nicho de los SUV compactos aparecieron tres nuevos exponentes que salen a ganarse su porción de mercado. En breve se sumarán otros en lo que ya es una lucha con un único beneficiado: el público.

En el reino de los SUV compactos hay un monarca que es el Ford EcoSport. El modelo creado hace ¡13 años! fue el primer exponente de un nuevo segmento en el que por mucho tiempo no tuvo rivales. Pasó bastante hasta que aparecieron en el horizonte otros jugadores que se ganaron sus adeptos como Renault Duster, Chevrolet Tracker y Chery Tiggo.
Sin embargo, recién ahora se sumaron nuevos exponentes de peso que prometen quedarse con su porción de mercado a base de sus atributos: diseños atractivos, buen confort interior, alto nivel de equipamiento y la propia fuerza de cada marca.
En orden de aparición nos referimos a Honda HR-V, Peugeot 2008 y Jeep Renegade. Tres propuestas distintas de tres marcas de diferente origen que ya manejamos y que seguramente estarán empezando a ser consideradas por el público, el principal beneficiado de esta ardua competencia.
Si bien muchos los llaman “camionetas” o “4×4”, lo concreto es que se trata de vehículos que en su gran mayoría cuentan con tracción simple (4×2), destinados a un uso citadino y ocasionalmente off road. Son buscados por su aspecto robusto y porque garantizan una posición de manejo algo más elevada que la de un auto, algo que a la platea femenina le gusta mucho.

Oriental autóctono

OK-HR-V-Mov-(6)

El Honda HR-V tiene un condimento extra ya que se fabrica en la Argentina. La planta de Campana fue preparada para producir este crossover global con el objetivo principal de exportarlo a Brasil, donde también se fabrica; pero sucede que desde su lanzamiento, el HR-V superó todas las expectativas y se convirtió en un suceso de ventas tan importante que obligó a que se produzca de ambos lados de la frontera.
¿Cuáles son sus puntos altos? Su diseño, que se asemeja al de una coupé (con la manija de puerta trasera disimulada), con líneas deportivas y estilizadas así como su buen comportamiento dinámico. En fotos parece un vehículo mucho más grande de lo que realmente es, pero al volante se comprueba que es amplio por dentro y al mismo tiempo ágil para desenvolverse en el tránsito, y con el andar de un sedán.
A esto se le suma una mecánica moderna y eficiente (1.8 de 140 CV con caja CVT) y el peso de la marca japonesa que se caracteriza por una buena calidad de materiales y cuidadas terminaciones. Además, su espacio de carga es uno de los mejores del segmento.
En contrapartida hay que decir que, si bien no tiene el quinto neumático colgado en el portón trasero (una moda que tiende a desaparecer), el auxilio es del tipo temporal (más chico con llanta de chapa).

Un León aventurero

PEUGEOT-2008-(4)

La marca del León no tenía experiencia en este territorio y en esta primera incursión con el 208 salió airosa. Producido en Brasil también se trata de un vehículo global con un diseño sofisticado que remite al de una rural familiar elevada.
El área de Ingeniería de la automotriz francesa trabajó sobre la plataforma del 208 para dotarlo de un espíritu aventurero pero que no traicionara las características propias de los Peugeot: un buen confort de marcha tanto en ciudad como al salir a la ruta. Por eso sobresale el comportamiento de su suspensión así como de la dirección (excelente maniobrabilidad y radio de giro), algo que se potencia aún más al estar dotado de un volante de tamaño reducido.
El techo vidriado del tipo “Cielo” es otro destacado en este Peugeot que ofrece dos variantes de motor: un ajustado 1.6 de 115 CV y un “picante” 1.6 de 165 CV con Turbo. Su capacidad de carga es muy buena y también cuenta con un auxilio temporal.
Como adicional, la versión tope de gama suma el sistema Grip Control (que trabaja sobre el Control de Estabilidad) que permite transitar en condiciones de poca adherencia sobre barro, arena o nieve.

Jeep para todos

Renegade-Longitude-(18)

El Renegade es un vehículo que nació fruto de la alianza entre Chrysler y Fiat, algo que le permitió a una marca de nicho especialista en todoterrenos, capitalizar la experiencia de una marca generalista como es la italiana. Se combinaron ambas fortalezas y nació el que es considerado “el primer Jeep” o el “Jeep para todos”, por tratarse de un modelo que trasciende edades y géneros.
Por sus dimensiones se trata de un vehículo para uso diario que además, al estar fabricado en Brasil, permite pelear casi de igual a igual ante otros rivales en cuestión de precio.
¿No es un incómodo un Jeep para la ciudad? Vale la pena probar que no, y que tampoco es rústico o espartano en cuestiones de materiales y equipamiento. No sorprende el desempeño que tiene en el off road porque es su territorio, sino donde también se disfruta, que es el tránsito diario.
De momento se ofrece solo con motores nafteros: un 1.8 (de origen Fiat) de 130 CV con caja manual de 5 marchas y un potente 2.4 de 187 CV con una inédita transmisión automática de 9 velocidades. A fin de año podría sumar una alternativa diesel y tracción 4×4.
Lo positivo es que incorpora auxilio de mismo tamaño (aunque con llanta de chapa) y un completo nivel de seguridad de serie conformado -entre otros elementos- por Control de Estabilidad, de Tracción, de Balanceo de Trailer y de Ascenso en Pendiente. Como negativo hay que marcar que su volumen de carga es el menor del segmento, producto de lo amplio que es el espacio en las plazas traseras.

Más alternativas

Ya se sumaron a la oferta otros dos productos chinos, Chery Tiggo3 y Lifan X60. Y en breve lo hará la Hyundai Creta (de marca coreana pero hecho en India). En el mediano plazo habrá otras alternativas entre las que optar, tal como  el caso de Nissan Kicks (desarrollado sobre plataforma de March) y Renault Captur (desarrollado sobre la plataforma de Duster), ambos fabricados en Brasil. Veremos si hay lugar para todos.

Los comentarios estan cerrados.