Los vinos blancos que sorprenden esta temporada

7 diciembre, 2012

Durante mucho tiempo se habló de los vinos tintos argentinos, cuya nave insignia, el Malbec, ocupó las páginas de las publicaciones de los medios especializados. Sin embargo, hace ya dos años que los vinos rosados y blancos están creciendo en la consideración del público y de los periodistas, al punto tal de que en esta temporada de verano las etiquetas de los blancos campean en los anaqueles de las vinerías, góndolas de los súper y fraperas de los consumidores. Efectivamente, se vienen los vinos blancos y la revista Contraseñas realizó una selección de los blancos “menos ortodoxos” que se encuentran en el mercado.

Texto: Luis Lahitte.
Fotos: BB Tesio.

Estos son nuestros recomendados:

Humberto Canale Old Vineyard Riesling 2011

Esta bodega es una de las pioneras de la Patagonia. Fue fundada en 1909 por el ingeniero Humberto Canale y produce extraordinarios vinos blancos en la zona del Alto Valle del Río Negro. Este blanco fue elaborado con esta típica cepa alemana, tan poco común en la Argentina, que nos regala aromas cítricos, tropicales y buena acidez en boca. No tiene paso por madera y es adecuado para servirlo como aperitivo.

Navarro Correas Chardonnay Reserva 2011 – Selección de Parcelas

No teman: a pesar de que tiene paso por madera –lo que le da unas notas de vainilla–, es un vino muy frutado y sedoso en boca. Es un assemblage de Navarro Correas, cuyas uvas provienen de diferentes viñedos ubicados en la zona de Tupungato, Mendoza. Es muy adecuado para acompañar platos ligeros, como ensalada con salmón ahumado, con queso de cabra, carrillado de vegetales y unas bruschettas con queso brie o cebollas caramelizadas.

Nicasia Vineyards Blanc des Blancs 2011

Para romper los moldes llegó este corte con base de cepa Viognier, secundada por la Geẅurztraminer y la Sauvignon Blanc, una auténtica rareza, una curiosidad enológica recientemente lanzada al mercado por la bodega Catena Zapata. Es elegante, complejo y de balanceada acidez. Viene bien como antesala del plato principal y como acompañante de los aperitivos, ya que es muy fácil de tomar.

Tapiz Reserva Chardonnay 2011

A diferencia de su par de Navarro Correas, este vino proviene de un único viñedo del Valle de Uco, la región vitivinícola mendocina del momento; se fermenta en su totalidad en barricas nuevas y de segundo uso de roble francés. Es equilibrado, intenso y voluminoso.

Tomero Reserva Semillón 2008

Tomero pertenece a la Bodega Vistalba, de Carlos Pulenta, un entendido en la materia. Está ubicada en Luján de Cuyo, aunque las cepas de esta etiqueta provienen del Valle de Uco. No es un varietal que abunde por estas tierras y por eso se puede decir que es un vino original. Fue criado durante doce meses en barricas de roble francés para ser estibado en botella durante otros seis meses. Tiene un color muy atractivo, amarillo con reflejos dorados suaves y obsequia intensos aromas a frutos secos con una gran textura envolvente en la boca. Como tiene una buena estructura, puede andar bien como acompañante de un plato principal con pescados intensos y carnes blancas.

Montesco Agua de Roca Sauvignon Blanc 2012

A pesar de que el nombre implica una paradoja, ya que de una roca no se puede extraer agua, de esta botella sale un excelente Sauvignon Blanc oriundo del Valle de Uco, más precisamente de Gualtallary. Se trata de un blanco fresco, de montaña, con el carácter y la mineralidad propia de los vinos que provienen de suelos aluvionales y calcáreos. Es ideal para acompañar platos de cocina peruana y asiática, donde abunda el pescado.

Los comentarios estan cerrados.