Lujo todo-terreno

1 julio, 2018
Texto Sergio Cutuli

El Rolls-Royce Cullinan acaba de ser presentado como el SUV más exclusivo jamás fabricado. Mide casi 5,4 metros de largo, lo mueve un V12 de 571 CV y cuenta con tracción en las cuatro ruedas.

P90304068-highRes

Quién podía imaginar hace unos años que todas las marcas irían hacia un solo formato de vehículo, el de los SUV. Incluso las más lujosas. Pero por moda o preferencia del mercado, ese momento ha llegado.
El mundo mira con asombro cómo Rolls-Royce acaba de lanzar el Cullinan, el SUV más lujoso e imponente que se haya visto jamás. Y apenas unos datos alcanzan para tomar dimensión de sus características.
Mide 5.341 mm de largo, 2.164 mm de ancho y 1.835 mm de alto. Es decir, es 20 cm más largo que el Bentley Bentayga y 35 cm más largo que el Range Rover LWB (de chasis largo), dos potenciales rivales.
Tiene una distancia entre ejes de 3.295 mm (30 cm más larga que en un Bentayga), lo que se traduce en un espacio interior nunca antes visto.
Además de estar a tono con los tiempos que corren, su diseño alargado es un homenaje a los Rolls-Royce D-back de los años 30, como el Phantom II Continental Sports Saloon de 1934.
Desarrollado sobre la exclusiva plataforma “Architecture of Luxury” (solo compartida con el Phantom y el próximo Ghost) el Cullinan es un auténtico peso pesado: 2.660 kg.

P90304075-highRes
¿Cómo se hace para mover semejante mole con soltura y sobre cualquier superficie? Veamos. El motor no podía ser otro que el V12 de 6,7 litros de cilindrada, que en este caso desarrolla 571 CV a 5.000 rpm.
Si la cifra de la potencia impresiona, más aún lo hace la de su torque de 850 Nm desde apenas las 1.600 rpm.
Este V12 le permite alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada). Pero a pesar de su alta cilindrada, hay una cuestión medioambiental y de eficiencia a la cual responder.
Rolls-Royce afirma que el consumo medio homologado es de 15 l/100 km y sus emisiones de CO2 alcanzan los 341 g/km.
La caja de velocidades es automática de ocho marchas de la firma germana ZF y se asocia a un sistema de tracción integral permanente sin reductora. Con semejante torque a bajas revoluciones más la asistencia electrónica, los ingenieros consideraron que sería un elemento redundante.

Off road sin ensuciarse

P90304060-highRes

¿Pero realmente el Cullinan sirve para todo-terreno? Claro, no es un auto con un despeje elevado y forma de SUV.
Cuando lo desee, el conductor puede accionar el botón Everywhere que sirve para seleccionar el modo off road automático. Electrónicamente gestiona doce elementos del motor, la transmisión y la suspensión para sortear con eficiencia cualquier obstáculo. Además, se puede optar por seleccionar alguno de los modos pre-seteados: Nieve, Arena o Piedras, en caso de ser necesario.
En lo que respecta a la suspensión, es la misma que equipa el Phantom, del tipo independiente en las cuatro ruedas con doble paralelogramo delante y multi-link atrás con amortiguación neumática y barras estabilizadoras activas. La principal diferencia radica justamente en los amortiguadores neumáticos, que albergan un mayor volumen de aire para permitir un recorrido de la suspensión más grande y por ende ofrecer más confort sobre tierra, por ejemplo.
A esto le suma una capacidad de vadeo de 540 mm, algo interesante teniendo en cuenta que en una pick-up mediana suele estar entre 700 mm y 800 mm.
Pero como un SUV demasiado alto, es incómodo  para acceder con facilidad. Por esto cuenta con un sistema que baja 40 mm cada vez que se lo abre, ya sea con la llave o tocando alguna de las manijas de las puertas, y vuelve automáticamente a su altura al arrancar.

Detalles distintivos

P90304716-lowRes

El Cullinan tiene un diseño interior muy lujoso pero a la vez similar al del Phantom. Sin embargo, hay una serie de elementos que lo distinguen. Se puede elegir hasta siete tipos de combinaciones y diversas alternativas de cuero, alfombras y tapizados.
Otra particularidad es el portón trasero que es de doble hoja y también está motorizado. En el interior del compartimento de carga, se generó un baúl opcional ideal para actividades recreativas y ofrece un par de butacas plegables para disfrutar de un pic nic.
Como si hiciera falta mencionarlo, cuenta con lo último en tecnología disponible en los autos del grupo BMW como cámaras de visión de 360º, cámara de visión nocturna y conectividad wi-fi, entre otros.
¿Su precio? Alrededor de 300 mil euros, según la configuración y los accesorios elegidos.

¿Por qué se llama así?

P90304062-highRes

Es más que evidente que Rolls-Royce busca que su nuevo modelo sea el más lujoso de los SUV del mercado y, por eso, lo bautizaron de manera particular. Cullinan es el nombre del diamante más grande jamás encontrado, de más de 3.000 kilates. Sucedió en Sudáfrica hace más de un siglo y forma parte de las joyas de la corona británica. Thomas Cullinan era el nombre del propietario de la mina y su apellido luce en este 4×4.
En sus 112 años de historia, es la primera vez que Rolls-Royce fabrica un todo-terreno de uso civil y también la primera que propone la tracción integral en uno de sus modelos.
¿Para qué querría sumar un vehículo así a su porfolio? Actualmente, la marca vende unas 4 mil unidades anuales y con el Cullinan podría alcanzar las 6 mil, convirtiéndose en el modelo que más ventas le aporte.
Además, le permitirá llegar a algunos mercados asiáticos donde las rutas no son las más aptas para el resto de sus productos.

Los comentarios estan cerrados.