Mercedes Benz, primera clase

28 julio, 2014

El modelo de entrada de gala de la estrella se presta más para salir a la ruta que para ir al trabajo. Desafía a sus rivales con una mezcla de deportividad y eficiencia.

por Sergio Cutuli

Muchos recordarán la primera generación del Clase A; un revolucionario monovolumen compacto, de tracción delantera, que rápidamente ganó tantos adeptos –entre ellos muchas mujeres– como detractores.
Sin embargo, el nuevo Clase A nada tiene que ver con su predecesor. Sí  comparte aquella osadía y ser un vehículo de tracción delantera, pero sus líneas muestran un auto decididamente deportivo.
¿El objetivo? Ganarse un lugar en el cada vez más disputado segmento de los compactos premium, al cual la marca llegó con demora respecto de sus archirrivales BMW y Audi. ¿Con qué armas cuenta? Con un diseño emocional y eficiente. A esto le suma un buen comportamiento dinámico dado por un chasis nuevo, un eje trasero de cuatro brazos y una dirección asistida con funciones de asistencia y ESP con Extended Traction Control para todas las versiones. En síntesis, estamos ante un hatchback con aires de coupé.
“Interpretar el nuevo estilo dinámico de Mercedes-Benz en el segmento compacto fue un desafío muy divertido”, explicó Gorden Wagener, Jefe de Diseño de la marca. “Ningún otro auto de este nivel es tan progresista como el Clase A”, agregó con mucha razón.

Se suele decir que el que pega primero, pega dos veces. Mercedes pegó tarde, pero lo hizo redoblando la apuesta y desafiando a sus competidores.

Galería de fotos y videos en : www.mercedes-benz.com.ar

Los comentarios estan cerrados.