Una nueva y humeante costumbre

31 julio, 2012

Cumpliendo cuatro años en el país, Starbucks ya cuenta con más de 50 tiendas en Argentina. Esta cafetería de origen estadounidense, está cambiando, en parte, la tradición del cortado porteño. Su Gerente General, Diego Paolini, cuenta algunos de sus secretos.

Texto Marysol Antón
Fotos: Bebe Tesio

Starbucks, la cafetería estadounidense por excelencia, desembarcó en el país en 2008. Desde ese año, Diego Paolini integra su equipo local, desarrollándose como Gerente General en la filial local. ¿Cómo logró esta compañía expandirse tan rápido en un mercado donde el cortadito era el rey?

– ¿Qué significa el café para los argentinos? ¿Cómo se adaptaron a la propuesta de Starbucks?
– Argentina tiene una fuerte cultura, una gran tradición y pasión por el café. Desde la empresa somos muy respetuosos del concepto que existe sobre cafetería en el país y confiamos en que los clientes locales van a seguir adoptando la experiencia Starbucks. Actualmente, cada vez más consumidores en Buenos Aires y en el interior disfrutan ser atendidos por nuestros partners (empleados) en un ambiente cálido que los invita a quedarse y con cafés de calidad.

– ¿En qué se adaptó la marca a los gustos de los argentinos?
– En términos de oferta de productos incluimos en el menú bebidas, productos de pastelería y alimentos para satisfacer las preferencias locales. Es por eso que en nuestras tiendas podrán encontrar el Dulce de Leche Latte, así como también mezzalunas (como las clásicas, pero más grandes), tostados y otras deliciosas opciones para disfrutar con el café. También hemos adaptado nuestras tiendas, diseñándolas más amplias, ofreciendo así a nuestros consumidores más espacio para que puedan disfrutar de su bebida favorita.

– ¿Tiene éxito en el mercado local el café para llevar?
– Este concepto está siendo muy bien aceptado, especialmente por aquellas personas ocupadas que prefieren detenerse a comprar un café y tomarlo camino a sus trabajos. Igualmente, sabemos que lo más frecuente en nuestros clientes es que, al comprar su bebida, pasen al menos diez o quince minutos en nuestras tiendas.

– ¿Qué producto es el que más se consume?
– Las bebidas más consumidas por los argentinos son el Latte, el Vainilla Latte, el Cappuccino y los Frappuccinos.

– ¿Cómo ve el crecimiento de la empresa? ¿Piensan abrir más locales este año?
– Todas las tiendas están funcionando muy bien, pero sobre todo estamos muy orgullosos de contar con más de 1000 partners. Hemos sido muy bien recibidos por el mercado y notamos que los clientes están comenzando a apreciar cada vez más nuestros cafés de alta calidad. En Argentina, en 2012, planeamos abrir 20 tiendas más, que se sumarán a las 51 con las que comenzamos el año.

– ¿Cómo definiría a Starbucks?
– Somos el tercer lugar, ese espacio que eligen las personas para disfrutar su tiempo libre, cuando no están en sus casas o en su trabajo. Además, servimos algunos de los mejores cafés del mundo, bebidas elaboradas y deliciosa comida. De la mano de la tradición en cafetería, nuestros pilares son los productos, las tiendas y la gente. Los clientes vienen por el café, se quedan por el ambiente agradable y regresan por la conexión humana. Siempre hemos creído en servir una taza a la vez para asegurarnos de poder brindarle a cada uno la gratificante sensación que espera.

– ¿Qué planes de RSE están desarrollando?
– Desde nuestro ingreso al mercado argentino, en mayo de 2008, comenzamos a comprometernos con causas que involucran a las comunidades, ya que contribuir positivamente con éstas constituye una parte significativa de la cultura de la empresa. En la actualidad, la compañía se encuentra trabajando en Buenos Aires con la Fundación Natalí Dafne Flexer, la Fundación Juanito y la Fundación Huésped; en Rosario, con la Fundación FAOHP, y en Córdoba, con La Luciérnaga. En todas ellas colaboramos con donaciones de alimentos y materiales, actividades de voluntariado corporativo, campañas de recaudación de fondos y dando a conocer al resto de los integrantes de la comunidad las causas por las que luchan cada una de estas organizaciones.

Tall, Grande o Venti, no importa cuál sea la medida elegida, cada vez más argentinos optan por acompañar sus caminatas con un gran café.

 

Los comentarios estan cerrados.