Pequeños hábitos para el 2014

19 diciembre, 2013

El concepto de alta performance habitualmente está vinculado a la excelencia en los ámbitos deportivo y empresarial. ¿Alguna vez pensaste en aplicarlo también a la vida social y afectiva, a la relación con el medio ambiente, al funcionamiento de tu organismo? Aquí van algunos tips para poner en práctica. Lo importante es la regularidad.

Texto: Instra. Silvina Tenenbaum – Directora de Método DeRose San Isidro
www.metododerose.orgwww.derosesanisidro.com.ar

Buena alimentación
Alimentate con frugalidad. Observá la calidad, la cantidad y el momento del día en que comés. Probablemente descubras que hay muchos alimentos que no te aportan energía e incluso te desgastan por ser de digestión lenta. Elegí conscientemente la materia prima que constituye tus células.

Respiración
La mayoría de las personas no utilizan ni un tercio de su capacidad pulmonar. Lo ideal es la respiración completa para una excelente oxigenación y un alto nivel de energía.

  • Respirá siempre por la nariz y profundamente.
  • Al inspirar llená las partes baja, media y alta de los pulmones, dilatando el abdomen, la zona intercostal y la parte alta del tórax. Retené el aire unos segundos y exhalá en sentido inverso.

Concentración
Entrená para disciplinar tu mente y mantenerla enfocada en lo que vos querés. Tomate diariamente un momento para realizar este ejercicio:

  • Sentado en una posición cómoda, cerrá los ojos y visualizá un triángulo. Concentrate en él. Si surgen dispersiones, dejalas pasar y volvé rápidamente tu atención a esa imagen. Mantené la imagen del triángulo nítida y sin interferencias.
  • Repetí este ejercicio todos los días, aumentando cada vez más su duración, hasta llegar a veinte minutos.

Entrenamiento inteligente
Al realizar técnicas de fuerza y elongación permanecé en las posiciones sin repetir. Mantenete allí el máximo de tiempo posible que el bienestar y el confort te permitan. Usá el sentido común, que te propone esforzarte sin forzar.

Buenas relaciones humanas
Como dice el escritor DeRose, relacionarse de manera descontraída, ética y responsable con el medio ambiente y el medio sociocultural, agregando siempre generosidad, respeto y cariño a nuestras relaciones humanas es calidad de vida. Procurá evitar enfrentamientos y resolver los problemas de manera educada y cordial. Así evitarás desgastes y molestias físicas, como los dolores de cabeza o contracturas que suelen desencadenarse a causa de conflictos emocionales.

¡Éxitos!

 

 

Los comentarios estan cerrados.