Pequeños hábitos para lograr una gran diferencia

9 mayo, 2013

Técnicas para entrenar el cuerpo, que pueden generar una gran diferencia en nuestra cotidianeidad.

Texto: Instra. Silvina Tenenbaum, directora de Método DeRose San Isidro.
www.derosesanisidro.com.ar  – Facebook:  www.facebook.com/metododerosesanisidro

A todos nos gusta sentirnos llenos de energía y vitalidad para llevar a cabo nuestros proyectos, brindarles la atención necesaria a nuestra familia y amigos y disfrutar más de cada instante. Tener conciencia del cuerpo, utilizar mejor la fuerza y “descontraer” la musculatura cuando es necesario, respirar correctamente y concentrarse más, son pequeñas cosas que generan una gran diferencia en la vida cotidiana, mejoran nuestro desempeño y hacen que nuestra existencia sea más placentera y relajada. Algunos hábitos como la buena alimentación, la actividad corporal y las buenas relaciones humanas, entre otros, nos permiten conquistar todo esto y mejoran superlativamente la calidad de vida. Si estás próximo a realizar un viaje, puede ser un excelente momento para generarlos.

¿Cómo comenzar?
Para que algo se transforme en un hábito, es necesario repetirlo con la mayor frecuencia posible; por eso es recomendable intentar incorporarlos de a uno. En este caso proponemos empezar por entrenar su cuerpo de manera inteligente con la práctica que está a continuación. Las técnicas que la componen actúan sobre la alineación vertebral, la flexibilidad de la columna, la tonicidad muscular y la circulación sanguínea, estimulando órganos, plexos nerviosos, glándulas endócrinas y sistema nervioso.

Reglas generales de ejecución
Las posiciones se realizarán en el orden de las ilustraciones y aplicando las reglas que están a continuación. Estas son utilizadas en las prácticas del Método DeRose, son una de sus características principales y tienen el objetivo de proporcionar autosuficiencia al practicante.

Regla de respiración coordinada: los movimientos hacia arriba se acompañan con inspiración y hacia abajo, con exhalación. IMPORTANTE: la respiración debe ser siempre nasal, profunda y pausada. En un inicio se utiliza la respiración abdominal, dilatando el abdomen para inspirar y contrayéndolo para exhalar.

Regla de compensación: todas las flexiones laterales y torsiones se compensan con ejercicios idénticos hacia el otro lado.

Regla de seguridad: esforzarse sin forzar.

Regla de permanencia: permanecer el máximo tiempo posible dentro de lo confortable.

Regla de repetición: realizar cada técnica y, luego de dar el máximo, pasar a la siguiente sin repetir. Es importante también incorporar posiciones invertidas, pero es conveniente que estas sean enseñadas en forma directa por un Instructor certificado.
Luego de realizar estas posiciones, para asimilar las técnicas es preciso hacer una “descontracción”. Acostado boca arriba en una posición confortable en la que se pueda permanecer inmóvil y con los ojos cerrados, se recorrerá el cuerpo desde los pies hacia la cabeza para “descontraer” cada centímetro.

Beneficios
Tal como explica DeRose: “Si bien los beneficios existen, estos son apenas una consecuencia de la práctica y no su objetivo principal”. En última instancia el objetivo de este Método es conducir al practicante a un estado de mega lucidez y al autoconocimiento. Para ello, además de las técnicas, son aplicados conceptos de comportamiento que apuntan principalmente a mejorar las relaciones humanas.

Los comentarios estan cerrados.