Potenciar la coherencia y el desarrollo

20 noviembre, 2012

Patricia Furlong, la nueva Vicepresidente & General Manager de Global Corporate Payments de Argentina de American Express, asume su cargo en plena expansión hacia el segmento de las pequeñas y medianas empresas.

 Por Marysol Antón
Fotos: BB Tesio 

Con la dinámica de los cambios internalizada y con un impulso natural a enfrentar los desafíos, Patricia Furlong asumió como Vicepresidente & General Manager de Global Corporate Payments de Argentina de American Express a nueve meses de haber sido mamá por primera vez. Asistida por un equipo de 100 personas, esta nueva gestión tiene el foco puesto en brindar ayuda a las pequeñas y medianas empresas mediante el programa Global Corporate Payments. En la actualidad, la empresa lidera el mercado corporativo general con el 74% de presencia.

“Es súper interesante la labor que estamos desarrollando y la que tenemos por delante. Además, el puesto ofrece una visión completa de todo el proceso, desde las ventas hasta las finanzas, algo que siempre me atrajo. Esto, más el valor agregado de trabajar en American Express, hicieron que fuera atractivo aceptar. Sobre todo en el mercado argentino que se la percibe como a una empresa fuerte, algo que se comprueba apenas uno ingresa”, asegura Furlong, de larga experiencia en consultoría empresarial, por lo que está entrenada para adaptarse a nuevos roles y conocer rápidamente el funcionamiento de una firma.

-¿Qué le aportará su gestión a la compañía?

-Por suerte me encontré con una organización funcionando y en crecimiento, con un ritmo muy positivo. Lo que vengo a dar es un impulso mayor para seguir en esa senda. Nos enfocaremos en acercar soluciones para la pequeña y mediana empresa. Es un paso más allá de la imagen sólida que tenemos para las grandes compañías. Queremos ir desarrollando productos para expandirnos en esa gama en los próximos dos a tres años, para eso estamos armando nuestro plan estratégico.

-Es importante, porque la marca está sumamente cómoda en el segmento más grande.

-Estamos muy sólidos en lo corporativo. Este año lanzamos Corporate Membership Rewards, el plan N (pagos en cuotas) y queremos llegar a las Pymes con soluciones válidas y útiles.

-¿Cómo van a comunicarse con ellas? Muchas firmas ven a la tarjeta como una herramienta exclusiva para multinacionales o grandes estructuras.

Trabajamos para saltar esa barrera, explicarle los beneficios más allá de las tarjetas de crédito para viajar. También tenemos soluciones de pago, armamos paquetes con ellas para llegar a cada segmento de manera adecuada. Además, obviamente, desarrollamos campañas de marketing y branding específicas.

-¿Qué valores le aportará usted a la compañía y a esta etapa?

-Los que traigo conmigo: el profesionalismo y la responsabilidad por mi trabajo. Tienen que ver con la ética, con elegir a la empresa correcta para poder desarrollarlos, y con American Express comulgamos perfectamente, y en mis experiencias anteriores también. Creo que hay muchos factores que hacen al desempeño, por eso apoyo los conceptos de trabajo en equipo, en aplicar el know how para poder generar una estructura a futuro.

-¿Cómo percibía a la empresa antes de ingresar a ella?

-Es una marca tremendamente sólida, a la que todos aspiran a llegar a trabajar. Tiene un producto muy identificado y defiende la ética en los negocios, el compromiso con el entorno. Eso se nota apenas uno entra, se comprueba que esos temas tienen focos internos, que no son remanentes de acciones antiguas, sino que se dan todos los días. Se ve una empresa dinámica, ocupada en defender el buen posicionamiento que tiene en el mercado. Muestra una coherencia que pocos pueden defender.

-¿Cómo logra ser mamá de un bebé y trabajar en un puesto nuevo?

-Ser mamá es especial, es una elección que tomamos con mi marido. Las cosas se dieron, sin planificarlas, para que pueda estar con mi bebé de manera exclusiva los primeros diez meses y luego entré a la compañía. Ahora me estoy acomodando a esta posición y eso hace que le saque un poco de tiempo al gordo, pero ya se equilibrará. American Express me da todas las herramientas para que así sea.

Una mujer con una visión completa de la compañía y de ella misma.

Los comentarios estan cerrados.