Prix Baron B, glamour bajo la luz de la luna

7 enero, 2015

Durante el mes de noviembre se llevó a cabo el Prix Baron B, el evento sociodeportivo más “chic” de Buenos Aires que consistió en dos carreras ecuestres seguidas de una fiesta.

 

Por una noche Buenos Aires se transformó en la versión más cosmopolita de Londres, donde anualmente se vive “The season”, la temporada estival llena de reuniones deportivas y sociales. Es que el pasado miércoles 7 de noviembre se llevó a cabo un evento que nada tuvo que envidiarle a las carreras de caballos del Royal Ascot. El escenario se dispuso en el Hipódromo de Palermo, los protagonistas fueron los invitados vestidos de black tie y gala con fascinators, y el anfitrión, nada menos que Baron B, el espumante creado en homenaje al Barón Bertrand de Ladoucette, pionero de Chandon en la Argentina. Las dos carreras realizadas tuvieron como beneficiario a ALPI, asociación civil dedicada a la rehabilitación, recuperación y reinserción de personas con discapacidad motriz.

 

La luna llena iluminó la velada, ambientada por el talentoso arquitecto y decorador Javier Iturrioz, quien se inspiró en el “glam” británico y francés y armó cuatro gazebos chicos con livings para tomar algo, además de una gran carpa donde ubicó la pista de baile. En el predio primaron los colores de la marca, como el negro, dorado y rojo. Hombres enfundados en elegantes esmóquines alternaron con mujeres munidas de los más creativos fascinators, tocados que las damas de la “société” acostumbran a lucir en Europa. El catering estuvo a cargo de Eat Catering y la bebida, como no podía ser de otra forma, fue responsabilidad de Baron B, cuyas copas recorrieron todo el predio en manos de los invitados.

El reloj del Hipódromo marcó las 20:45 hs. cuando los hosts de la velada, Iván de Pineda y Florencia Raggi, brindaron una cálida bienvenida y explicaron en qué consistiría la noche, compuesta por dos carreras: Prix Baron B, de 1200 metros, y Grand Prix Baron B, de 1400 metros. Todos los presentes pudieron apostar a un caballo comprando un cupón por el valor de $200 que ofrecían las voluntarias de ALPI. Los premios, además de cajas con sendas botellas de Baron B, incluyeron el sorteo de un Smart 0 kilómetro donado por Mercedes-Benz Argentina, cuya “happy winner” fue Begoña Lynch.

 

También hubo premios al mejor fascinator. El primer puesto quedó en la cabeza de Violeta César, quien eligió un tocado del joyero argentino Celedonio y se consagró con tres cajas de Baron B Brut Rosé y una joya especial de Isabel Englebert, un anillo “Garra” de plata con olive quartz de 27 kilates cushion cut. “Lo primero que elegí fue el fascinator y, a partir de ahí, completé el outfit con un vestido que traje de una boutique de Francia y zapatos Chwala”, afirmó la ganadora. También hubo dos menciones de honor, una para la modelo y cantante Juliana Rossa, con un elegante aplique de Undici, y otra para la conductora Evelyn Scheidl, quien lució una despampanante vincha con una copa de champagne, creación de Gabriela Cappucci.

 

 Alrededor de las 23 hs., la pista de baile explotó a manos del DJ Chule Bernardo. El profesional logró que todos bailaran al ritmo de los temas más exitosos del nu-disco, el género por excelencia de los ‘70 y principio de los ‘80. Entre los grandes hits se escucharon Clean Bandit, Klingande y Nora En Pure. Diego Boneta, el actor mexicano que triunfó en Hollywood y que no se despegó de su novia Virginia, Julieta Kemble, Esmeralda Mitre y el mismísimo maestro de ceremonias, Iván de Pineda, fueron algunas de las celebrities que cerraron la noche pasadas las 2 hs. Sin duda, una noche que quedará en el recuerdo de los eventos más granados del “gratin” porteño.

Los comentarios estan cerrados.