¿Qué hay al sur del Río Negro?

21 noviembre, 2012

La frontera vinícola se sigue corriendo en la Patagonia. Ya se producen vinos de calidad con uvas cosechadas en Chubut, donde se encuentra la bodega más austral del mundo.

 Por Martín Burbridge

 

Para quienes creen haber probado todo en materia de vinos argentinos, conviene estar preparados porque algunas de nuestras bodegas no dejan de correr los límites de la frontera vinícola en la Patagonia y de elaborar vinos muy diferentes a los que se producen en otras regiones del país.

Se trata de los emprendimientos más extremos de la vitivinicultura nacional, que buscan desarrollar nuevas áreas de cultivo en Chubut y Santa Cruz, al sur del paralelo 42°, una región apta para la elaboración de vinos que, en el Hemisferio Norte, corresponde a la misma latitud que la Borgoña francesa y la Renania alemana, o la zona vinícola de Nueva Zelanda, en el Hemisferio Sur.

Uno de los pioneros de esta movida es la tradicional Bodega Weinert, que decidió impulsar su proyecto en la localidad de El Hoyo, cerca del límite con Río Negro. Allí cuenta con 25 hectáreas cultivadas con las variedades tintas Pinot Noir y Merlot y las blancas Chardonnay, Riesling y Gewürztraminer, todas aptas para los climas fríos de la región. Los vinos son aromáticos, ligeros, con notas florales, frutales y herbáceas, muy distintos a lo ya conocido en Argentina.

Pero también está el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) investigando cómo puede resultar un vino aún más extremo. En su bodega experimental de Trelew, Chubut (la más austral del mundo), comenzaron a elaborar vinos con uvas cosechadas en el valle inferior del río Chubut. En una segunda etapa, el proyecto contempla que se instalen vides en Los Antiguos y Lago Posadas, en Santa Cruz.

 

 

 

Los comentarios estan cerrados.