Refugio de tradición

11 diciembre, 2012

San Antonio de Areco es el destino más popular para el miniturismo desde Buenos Aires, y aun así sigue conservando un encantador aire de pueblo con sus platerías, museos y restaurantes donde probar algo de la mejor cocina pampeana.

 Texto: Verónica Ocvirk.
Fotos: BB Tesio.

San Antonio de Areco oxigena. Una ciudad que todavía quiere mantenerse pueblo con sus 25 mil habitantes, casas bajas, calles adoquinadas y una impronta colonial que por fortuna ha sabido mantener la coherencia, evitando en cambio las altas torres, el exceso de carteles publicitarios y las construcciones modernas en abundancia.

¿Qué hay para ver y hacer en Areco? Se trata de un lugar arquetípico de la llanura bonaerense, convertido a lo largo de los años en el refugio más emblemático de la tradición gauchesca. Alrededor de la Plaza Arellano se ubica la parroquia San Antonio de Padua –que data de 1870–, el viejo y típico edificio de la Municipalidad, numerosas casonas de antaño, pintorescos almacenes y una buena cantidad de casas de artesanías, platerías y talabarterías, porque si hay algo imperdible en Areco, eso, sin dudas, es el arte. Para empezar, el pago cuenta con un excelente museo dedicado a la obra de Florencio Molina Campos, que vale la pena visitar no solo por su colección, sino también por su arquitectura y calidad de exposición, que incluye fotos y documentos del artista. Otra alternativa es darse una vuelta por el espacio del pintor Osvaldo Gasparini, que cuenta con obras de este pintor local fallecido en 2001 y una pinacoteca con obras de destacados artistas nacionales. En cualquier caso: en pocas cuadras se concentra una enorme cantidad de anticuarios, ateliers y galerías, además de tiendas que ofrecen chocolates, chacinados y otros productos agroalimentarios.

Areco tiene mucho que ofrecer en el terreno gastronómico: para degustar cualquiera de los platos tradicionales de nuestras pampas conviene ir a la Esquina de Merti o al Almacén de Ramos Generales, aunque si la idea es disfrutar al aire libre de alguna carne a la parrilla, lo ideal será dirigirse a alguno de los locales cercanos al río Areco, cuya zona aledaña luce bien atractiva como para dar luego un paseo.Para la tarde, en tanto, tampoco faltan las casas de té y rincones gourmet donde probar alguna dulzura local o un pastelito criollo.

En los alrededores de Areco hay varias estancias tradicionales que reciben visitas por uno o varios días (y que fascinan especialmente a los extranjeros) así como también otros pueblos que tienen una oferta turística más limitada, aunque tal vez más tranquila, sobre todo los fines de semana. Vagues, a solo 5 kilómetros, es un ejemplo: allí hay poco más que una vieja estación de tren, grupos de árboles añejos y un hotel, bar y parrilla atendido por sus propios dueños.

A toda máquina

Si Areco de por sí es el pago gaucho por excelencia, a bordo del nuevo Toyota GT 86 el pueblo luce todavía mejor desde el confort de sus butacas súper deportivas de cuero. Se trata de un deportivo ágil y con buen handling, caja de 6ta manual y motor 2.0 de 200 cv fabricado en forma conjunta con Subaru. Un auto de lo más atractivo en su diseño y con gran personalidad, hasta el punto que –por lo menos por el momento– ninguna cupé siquiera se le parece. Excelente equipamiento, que incluso trae climatizador de dos zonas: un verdadero lujo.

Guía

Almacén de Ramos Generales. El restaurante está instalado en una vieja casa de 1850 totalmente reciclada. Abre todos los días –mediodía y noche– y se especializa en carnes asadas y pastas. Zapiola 143 San Antonio de Areco. Tel.: (02326) 456376. ww.ramosgeneralesareco.com.ar

Esquina de Merti. En una de las esquinas más típicas de Areco, funciona como parrilla, bar, vieja pulpería y museo. Abre todos los días, todo el día. Arellano y Segundo Sombra. Tel.: (02326) 456705. www.esquinademerti.com.ar

Patricio Draghi. Orfebre de fama internacional y asiduo investigador de la antigua platería rural. Arenello 47. Tel.: (02326) 45961. jpdraghi@yahoo.com.ar

Alejandro Cruz Álvarez. Artesano de la soguería, oficio tradicional de nuestro campo. Tel.: (02326) 45066. alejandroalvarezsoguero@hotmail.com.ar

Paradores Draghi. Hotel boutique ubicado a solo 150 metros de la plaza principal de Areco. Cuenta con un museo de platería, un jardín con pileta, habitaciones lujosamente equipadas, Wi-Fi y estacionamiento. Tel.: (02326) 455583. www.paradoresdraghi.com.ar

La Posta de Vagues. Acceso a pueblo de Vagues. Los fines de semana al mediodía hay parrilla, por la noche picadas y empanadas. Tel.: (02326) 492080. www.lapostadevagues.com.ar

Chocolatería La olla de cobre. Horario de atención: de 10 a 13 y de 14.30 a 19.30. Martes cerrado. Matheu 433.

Museo Las Lilas. Dedicado a la obra de Florencio Molina Campos. Horario de visitas: viernes a domingo y feriados de 10 a 18 h. Moreno 279. Tel.: (02326) 456425. www.museolaslilas.org

Museo atelier de Osvaldo Gasparini. Horario de visitas: lunes a domingo de 8 a 18 h. Alvear 521.

Los comentarios estan cerrados.