Shhh… TOP SECRET!

1 mayo, 2012

Nunca fui una turista muy convencional. Me gusta alejarme un poco de la corriente y descubrir mi propia aventura. Les presento algunos lugares sin desperdicio, en algunos de los lugares más visitados.

Por Eileen Murphy

Rochester – UK


Un pueblo como en los que imaginamos que transcurren los cuentos. Calles empedradas, construcciones milenarias y muchos años de historia por doquier.
Tomar el tren en Londres, disfrutar de un paseo de 40 minutos y llegar a Rochester es una aventura diferente si visitamos Inglaterra. Para visitar, Rochester Castle es uno de los castillos de arquitectura Normanda mejor preservados en Inglaterra; la Catedral de estilo normando y del principio del estilo inglés es encantadora y de las más antiguas; y los bares y restaurantes no tienen desperdicio alguno.

 

Parc National des Calanques


Marseille es una ciudad fascinante a la que muchos llegamos si realizamos el clásico recorrido por el sur de Francia. Le Parc Les Calanques es el lugar ideal para escapar, al menos un rato, del turismo masivo, y para conectar con la naturaleza y, por qué no, con uno mismo. El lugar perfecto para elegir la propia aventura y descubrir paisajes y vegetación deslumbrantes. Donde perderse y encontrarse se hace frecuente entre tantos caminos. Donde las horas pueden transcurrir sin notarlo mientras se contempla el horizonte… donde el principio y el final se unen entre el cielo y el mar.

 

Shenandoah National Park


Sentirse parte de la naturaleza. Esto sucede cuando uno se interna en la inmensidad de Shenandoah National Park, ubicado en el estado de Virginia, en Estados Unidos. El sonido de las hojas de los árboles, los diferentes cantos de los pájaros, los paisajes infinitos permiten desconectarse y disfrutar de una estadía diferente, y a la vez inolvidable. Para relajarse, divertirse, recorrer y explorar.

www.visitshenandoah.com

Los comentarios estan cerrados.