Cierre inmobiliario

9 marzo, 2012

Este ha sido un gran año para el mercado inmobiliario y, aún cuando en el último mes el control en la compraventa de dólares haya desacelerado las operaciones, el nivel vuelve hacia el ritmo anterior a la decisión del gobierno nacional.

 

Quienes conocen el mercado y sus secretos son quienes han sabido adaptarse con velocidad y propusieron opciones para canalizar las inversiones y consolidar al Real Estate como el mejor refugio de ahorros. Así, todos coinciden en que el año próximo será tan bueno como este aunque, a la hora de invertir habrá que analizar todas las variables y seleccionar muy bien los proyectos. Como parte de esto último, el dato más notorio ha sido el de reposicionar al peso argentino como forma de pago en el mercado inmobiliario.

“Lo que se está viendo para los nuevos desarrollos es una migración de valores fijos en dólares a fideicomisos al costo en pesos”, afirma Maximiliano Bravo, gerente de Tizado Propiedades. Y completa, “En los primeros días se dio un freno muy fuerte. El mercado se aquietó mucho, por  la incertidumbre. Luego comenzamos a pactar acuerdos bajo la forma de fideicomisos al costo ajustables en pesos. Los clientes pagan solo un 30 o 40% del valor del inmueble en dólares y el resto en pesos, eso los impulsa a ingresar a un proyecto. También razonan que pueden cancelar parte en moneda local y el día de mañana vender la unidad en divisas estadounidenses”.

Sobre el futuro del mercado inmobiliario, Diego Migliorisi, de Migliorisi Propiedades, opina que “tendremos un mercado estable y activo, en el que no habrá variaciones considerables en los precios, pero en el caso de inmuebles a estrenar estará supeditado al nivel de inflación que afecte a la construcción. La inversión en inmuebles trae aparejada seguridad jurídica y un valor económico histórico custodiado a lo largo del tiempo. Pero para que la rentabilidad sea mayor depende, del precio obviamente, pero fundamentalmente del lugar, ya que los barrios y las zonas en proceso de crecimiento son los que generan mayor rentabilidad al inversor que puede llegar hasta duplicar su inversión”.

Para Daniel Salaya, titular de Salaya Romera “no puede negarse que las últimas turbulencias alteraron –en parte– el magnífico año. En especial, las operaciones ya iniciadas con ingresos de fondos del exterior o con créditos hipotecarios. En esta etapa de inversión inmobiliaria como refugio de valor o destinado a renta, la inversión más rentable va a estar en pequeñas unidades, pocos ambientes y pocos metros. Estimo que el tipo de cambio va a acompañar la inflación durante el año 2012. Esto va a ayudar a quienes están participando de fideicomisos al costo u obras desde el pozo, en general. No están dadas las condiciones para una nueva devaluación por sobre la inflación real. Los precios de los inmuebles seguirán aumentando entre el 5% y el 10% anual”.

Por último Darío López, socio de la desarrolladora Arquitectónika, apunta que “el mercado inmobiliario retomará impulso debido a los nuevos proyectos que se están desarrollando y a las ventajas que dan los proyectos de fideicomiso al costo en pesos que son una muy buena opción de inversión. El nicho a invertir será principalmente vivienda multifamiliar con cocheras y algunos edificios de oficinas en muy buenas ubicaciones. No creo que se produzca ninguna novedad en el tipo de cambio o variable económica, seguirá como hasta ahora con pequeñas modificaciones graduales que no afectan al mercado inmobiliario”.

Los comentarios estan cerrados.