Valle Nevado

31 julio, 2012

900 hectáreas de área esquiable con nieve en polvo de alta calidad, lujo, tranquilidad y tecnología de punta en uno de los paisajes más bellos de la tierra.

Por Ana Schlimovich

El día estaba gris al salir del aeropuerto de Santiago, y lo siguió estando durante todo el traslado, poco más de una hora. Después de la última curva ascendente, la número 40, que desemboca en Farallones, en medio de una neblina densa que no dejaba ver el camino, el chofer dice: arriba va a estar despejado. Asentimos incrédulos. Diez minutos y varias curvas más tarde, un cielo azul y diáfano nos sorprende a 3 mil metros de altura. Un mundo aparte, eso es Valle Nevado.
La temporada es excelente, todo blanco, y aunque el resort está lleno -de norteamericanos, europeos, chilenos, argentinos y principalmente brasileros- las pistas permanecen despejadas, lo mismo sucede con los medios de elevación, nada de espera. Hablando de medios, acaba de inaugurar la primera telecabina de montaña de Chile, 70 góndolas con capacidad para 6 personas, que suben hasta el centro de la cordillera. Para los impacientes, recomiendo Andes Express, telesilla cuádruple hiper rápida que sube hasta los 3.485 metros, donde están las pistas negras Eclipse y Momia, la roja Samba -un placer-, y mi preferida: Sol, también roja, que es la más larga de todas y baja hasta la Base Prado, a los 2.860 mts. Desde Andes Express se puede hacer conexión con Tres Puntas, la cima más alta del centro -3.670 mts.-, desde donde se baja por dos pistas negras y una intermedia, Vals, suave como su nombre. Quien quiera llegar más alto todavía, puede usar el Heliski, que sube a los 4.200 metros y permite descender por nieve virgen con pendientes de hasta 2 mil metros de desnivel.
Los iniciantes pueden anotarse en la escuela de esquí y snowboard, que cuenta con 90 instructores certificados. Para los más chiquitos -niños entre 4 y 9 años-está el Jardín de Nieve, con su increíble Kid’s Carpet, una alfombra transportadora que lleva a los pequeños esquiadores hacia el punto de partida de su pista. Y para los que adoran ver saltos, una óptima noticia, en julio de este año se inauguró el Snowpark, por donde ya pasaron los argentinos Tomás Materi, Tomás Orol, Pablo Fagiani y Juan Canale, del equipo Burton.


El centro invernal, que comenzó a fines de los 80, continúa con su objetivo de transformarse en el primer “Pueblo de Montaña” planificado de la región. Además de sus tres hoteles -Valle Nevado, Puerta del Sol y Tres Puntas- y sus siete edificios de departamentos, de los cuales dos serán inaugurados este invierno, construirán dos edificios por temporada durante los próximos 15 años, con sus correspondientes mejoras y ampliaciones en pistas, áreas públicas y servicios. Ya hay varios argentinos propietarios en este paraíso blanco. Los precios despegan en torno de los cien mil dólares.
Las clases de yôga y stretching, los masajes del spa, las espaciosas habitaciones del Hotel Valle Nevado y las delicias del restaurant La Fourchette son puntos a favor de este centro chileno recomendado para esquiadores con exigencias bien altas.

Más información:
www.vallenevado.com
www.facebook.com/vallenevadoskiresort

Cómo llegar: Por LAN. Tel.: 0-810-9999-LAN (526). www.lan.com.
Frecuencia de hasta 10 vuelos diarios, 3 saliendo de Aeroparque y 7 de Ezeiza.

Los comentarios estan cerrados.