Wine bars

15 noviembre, 2016

Un recorrido por los bares porteños que imponen la movida del vino por copa.

 

En Buenos Aires, muchos de los bares se especializan en el vino con asesoramiento y etiquetas atípicas. Estos son algunos de los wine bars más interesantes para visitar en la ciudad:

Empezando por Palermo, Eleonora Jezzi Riglos y su marido Ohad Weiner abrieron Pain & Vin, una panadería y vinoteca. Sobre un banco de carpintero que devino en mesa en el lugar central de la casa, se pueden beber vinos por copa de bodegas realmente exclusivas y acompañarlos con tablas de queso y —como su nombre lo indica— del excelente pan que elaboran en el horno a leña. El local es apto para catas y eventos privados.

+

Gorriti 5132, Palermo
T> 4832 5654

 

Cerca, M Salumería —“charcutería” en italiano— ofrece vinos de autor ordenados por enólogo, importados de Francia, España, Nueva Zelanda y, claro está, de Italia. En una casona de principios del siglo XX, sobre una barra con conservadora penden diversos embutidos traídos de Roque Pérez y Colonia Caroya. La cocina tiene rasgos itálicos y ofrece platos a base de pasta seca Di Vella, pulpo grillado con fileto, pesca del día, burrata y más.

+

El Salvador 5777, Palermo
T>  4778 0655

Trova, en la esquina de Honduras y Ravignani, cuenta con una barra en la planta baja, vinoteca, salón VIP, entrepiso, primer piso y terraza, todo en clave dórica, sencillo y de buen gusto. Vale destacar que se pueden comprar botellas, entre más de 200 etiquetas, además de tomar vino por copa. Entre tintos, blancos, espumantes y cosecha tardía hay más de 25 etiquetas por semana, entre los que se cuentan joyas como el Gougenheim Reserva Malbec 2010. La carta es breve y solo está pensada para apoyar el vino.

+

Honduras 5903, Palermo
T> 6531 1001

A metros de Plaza San Martín, en lo que fue un hôtel particulier, Sebastián Maggi (ex Pony Line) abrió Shout. Cuenta con cuatro cavas de vanguardia con diferentes temperaturas, dosificadores digitales y sellado de botellas con un sistema de pistones y nitrógeno —algo casi inédito en el país—, lo que permite servir vinos de alta gama por copa. La barra es espléndida, el ambiente cool y los taburetes estilo Bertoia invitan a acodarse frente a un tapeo y un buen vino.

+

Maipú 981, Retiro
T> 4313 2850

El Gran Bar Danzón lleva 17 años y contando. La empinada escalera, con candelabros y olor a sándalo, es la marca registrada del “Danzón”, glamoroso bar de Recoleta. Además de su larga barra de tragos, tiene adosada otra más pequeña, especializada en vinos. La cava contabiliza unas 350 etiquetas aproximadamente, todas de vinos argentinos, con la excepción del Oporto y el Champagne.

+

Libertad 1161, Recoleta
T> 4811 1108

También en Recoleta, la Vinoteca del Palacio Duhau-Park Hyatt Hotel Buenos Aires es el recomendado para turistas y locales. El imponente edificio de estilo neoclásico alberga una cava en el subsuelo y una conservadora vertical para vinos de guarda al cuidado de la sommelier Natalia Escudero, y otra con más de 40 tipos de quesos seleccionados y afinados por el maître fromager.

+

Av. Alvear 1661, Recoleta
T> 5171 1340

Sin dudas, los wine bars son una excelente opción para hacer del vino el motivo y la ocasión.

Los comentarios estan cerrados.